La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este miércoles un paquete de financiación complementario de US$8.300 millones para responder al brote de coronavirus en el país.

La medida, aprobada por 415 votos a favor, se dirige ahora al Senado, donde se espera que los legisladores aprueben la financiación adicional el jueves, según ha informado la cadena de televisión CBS.

La Cámara de Representantes y el Senado alcanzaron un acuerdo sobre el monto que se destinará al brote del coronavirus, que ha dejado un total de once fallecidos en Estados Unidos y afecta a casi 130 personas, este mismo miércoles.

Finalmente, la cifra acordada está más cerca de los US$8.500 millones propuestos por el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, que de los US$2.500 millones solicitados originalmente por el presidente, Donald Trump.

"Me complace que este acuerdo bipartidista rechace la propuesta peligrosamente inadecuada de la Administración Trump y esté mucho más cerca de la cifra de US$8.500 millones que creí que era más apropiada", ha celebrado Schumer.

Schumer ha reconocido los esfuerzos de los partidos Demócrata y Republicano para alcanzar el acuerdo. "Los demócratas y los republicanos en el Congreso han demostrado que pueden unirse de manera bipartidista para responder al coronavirus de una manera rápida, inteligente y estratégica para mantener a salvo al pueblo estadounidense", ha indicado mediante un comunicado difundido a través de la red social Twitter.

"Me complace que este acuerdo bipartidista rechace la propuesta peligrosamente inadecuada de la Administración Trump y esté mucho más cerca de la cifra de US$8.500 millones que creí que era más apropiada", ha celebrado Schumer.

Por su parte, Trump ha considerado que la financiación contribuirá a que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el Departamento de Salud y Servicios Humanos y el de Seguridad Nacional "tengan los recursos que necesitan para mantener a América a salvo y mantener los riesgos para las familias y los trabajadores muy bajos". "¡Son grandes noticias para nuestra salud, nuestra economía y nuestro país!", ha indicado a través de la misma red social.

El acuerdo también incluye destinar fondos para investigación y desarrollo de vacunas, apoyo para los gobiernos estatal y locales y asistencia para pequeños negocios. Asimismo, el paquete de financiación incluye 300 millones para garantizar que todos los americanos puedan costearse una potencial vacuna, en caso de necesitarla.