Washington. Los empleadores estadounidenses eliminaron 20.000 empleos en enero, pero la tasa de desempleo retrocedió a 9,7%, según fuentes oficiales.

El resultado informado por el Departamento del Trabajo se ubicó en mínimos de cinco meses, lo que sugiere que una mejora en el mercado laboral comienza a tomar fuerza.

El informe mostró también que en diciembre se eliminaron 150.000 empleos frente a los 85.000 reportados preliminarmente, aunque la cifra de noviembre fue revisada a un aumento de 64.000 puestos de trabajo, desde los 60.000 anteriores.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que las nóminas no agrícolas mostraran la creación de 5.000 nuevos puestos de trabajo en enero y que la tasa de desempleo se ubicara en 10,1% desde 10,0% de diciembre.