Washington. Los precios al consumidor de Estados Unidos subieron en diciembre con más lentitud de lo esperado, por modestas alzas en los costos de alimentos y energía.

Sobre una base ajustada por factores estacionales, el indicador ascendió 0,1% en diciembre, tras registrar un alza de 0,4% en noviembre, dijo el Departamento de Trabajo.

El informe del gobierno apuntó a tibias presiones inflacionarias en el incipiente proceso de recuperación, lo que sugiere que las tasas de interés deberían mantenerse bajas.

El índice básico -que excluye los alimentos y la energía- aumentó 0,1% el mes pasado, después de no registrar cambios en noviembre.

Los economistas esperaban un incremento de 0,1% en el índice general y en el básico.

En relación a diciembre de 2008, el IPC no ajustado creció 2,7%, lo que se explica por un pronunciado descenso en los precios de la energía a fines de 2008.

En otro informe, el Departamento de Trabajo señaló que el ingreso promedio semanal de los trabajadores estadounidenses, ajustado por inflación, no registró cambios en diciembre.

El Departamento de Trabajo dijo que el índice de precios al consumidor subió 0,1% en diciembre sobre una base ajustada estacionalmente, tras subir 0,4% en noviembre.