Washington. Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos cayeron bruscamente en noviembre, pero un alza en los pedidos recibidos por las fábricas dio garantías de que la recuperación económica sigue en marcha.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR por sus siglas en inglés) informó el martes que su índice de viviendas pendientes de venta, basado en los contratos firmados en noviembre, cayó 16%, a 96,0, después de subir por nueve meses consecutivos.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que el índice cayera 2,0% en noviembre, tras haber trepado hasta 114,3 en octubre.

El grupo de agentes de bienes raíces explicó que la caída se produjo porque se disipó la prisa de los compradores por aprovechar un programa de incentivos antes de su expiración inicial.

Por otro lado, según un informe del Departamento de Comercio, los nuevos pedidos a las fábricas de Estados Unidos subieron 1,1% en noviembre, en su tercera alza consecutiva, con lo que superaron las expectativas del mercado, que aguardaba un aumento de 0,5%.

Las acciones estadounidenses operaban dispares tras las cifras económicas. Los precios de los bonos del Tesoro cotizaban con pequeños cambios, mientras que el dólar retrocedía frente al yen y al euro.

"Las ventas pendientes de casas (...) nos dan una mirada sobre diciembre y sobre las ventas de casas usadas. Podríamos ver una caída en esos números como las vimos en las ventas de casas nuevas en noviembre. Esto no se vería bien para el mercado de la vivienda", dijo Joseph Trevisani, analista de mercado en jefe de FX Solutions en Nueva Jersey.

Las ventas de casas recibieron un impulso en los últimos meses gracias a un crédito fiscal de US$8.000 para las personas que compran su primera vivienda, el cual fue expandido y prolongado hasta mediados de 2010. Inicialmente, el programa vencía a fines de noviembre pasado.

El dato de vivienda de noviembre envía señales conflictivas sobre la recuperación del sector, cuyo colapso fue uno de los primeros pasos de la economía hacia su peor recesión en siete décadas.

Datos del mes pasado mostraron que las ventas de casas usadas siguieron subiendo en noviembre, pero las compras de viviendas nuevas disminuyeron.

El economista jefe de NAR, Lawrence Yun, no se mostró muy preocupado respecto a la caída en los contratos de ventas pendientes de casas, dada su conformidad con que el índice subiera 15,5% comparado con noviembre del 2008.

"El hecho de que las ventas pendientes de casas estén cómodamente por encima de los niveles del año anterior muestra que el mercado ha logrado un impulso suficiente", dijo Yun.

"Esperamos otro aumento en la primavera (boreal), a medida que más compradores aprovechan las mejores condiciones de acceso a la vivienda, antes de que expire el crédito fiscal", agregó.

En una señal de que la recuperación económica que comenzó en el tercer trimestre del 2009 sigue ganando velocidad, los inventarios de las fábricas subieron 0,2% en noviembre, tras un aumento de 0,6% en octubre, de acuerdo con los datos del Departamento de Comercio.

Los inventarios de las fábricas se habían estado reduciendo por más de un año antes de octubre y el actual aumento indica que la industria manufacturera está elevando su producción en momentos en que la economía comienza a crecer de nuevo.

El ratio de inventarios respecto a despachos, una medida de cuánto tiempo tardarán en acabarse los actuales inventarios, cayó a 1,32 meses, desde los 1,34 meses de octubre.