Washington. La economía estadounidense registró en el cuarto trimestre un crecimiento mayor al esperado, impulsado más por las menores liquidaciones de inventarios que por los gastos del consumidor.

El producto interno bruto creció a una tasa anual ajustada por factores estacionales del 5,7% entre octubre y diciembre, informó el viernes el Departamento de Comercio en su primera estimación para el PIB de ese trimestre.

Los economistas esperaban una expansión del 4,8% en el cuarto trimestre, según una encuesta de Dow Jones Newswires.

El poner a la economía en un camino de crecimiento sustentable sigue siendo uno de los desafíos claves que enfrenta el presidente Barack Obama, quien este miércoles delineó una serie de medidas para crear empleos y fortalecer la recuperación.

El PIB ha crecido durante dos trimestres consecutivos, ya que previamente se había expandido 2,2% en el tercer trimestre después de un año de descensos continuos.

Durante todo 2009, el PIB se redujo 2,4%, su mayor contracción anual desde la caída de 10,9% en 1946. El PIB se expandió 0,4% en 2008 y 2,1% en 2007.

El PIB mide todos los bienes y servicios producidos en la economía.

Según el informe, las empresas redujeron sus inventarios durante el cuarto trimestre en US$33.500 millones, tras recortarlos en US$139.20 millones en el tercer trimestre y en US$160.200 millones en el segundo.

El mayor componente del PIB es el gasto de los consumidores, que representa cerca de 70% de la actividad económica total.

Esos gastos aumentaron 2,0% en el trimestre, tras ascender 2,8% en el tercer trimestre gracias a un programa de subsidios gubernamentales conocido como "efectivo por autos viejos".

Precios al alza. El informe mostró que el índice de precios para los gastos de consumo personal aumentó 2,7%, tras ascender 2,6% en el tercer trimestre.

Si se excluyen los alimentos y la energía, el índice de precios de los gastos consumo personal subió 1,4%, después de incrementarse 1,2% en el tercer trimestre.

Este índice es observado atentamente por la Reserva Federal en busca de señales sobre la inflación. El banco central define su meta estatutaria de estabilidad en los precios como una inflación de entre 1,5% y 2%.

El índice de precios ponderados del PIB, por su parte, creció 0,6%, tras ascender 0,4% en el tercer trimestre.

Otros datos. Las inversiones residenciales fijas, que incluyen los gastos en vivienda, crecieron 5,7% en el cuarto trimestre. En el tercer trimestre, este tipo de inversión aumentó 18,9%.

Durante el período, las exportaciones crecieron 18,1%, mientras que las importaciones ascendieron 10,5%.

Los gastos de las empresas también dieron un impulso al PIB, al aumentar 2,9% en el cuarto trimestre, tras disminuir 5,9% en el período anterior.