Washington. El gobierno de Estados Unidos registró en enero un déficit  presupuestario de US$42.630 millones, informó el Departamento del Tesoro.

Los beneficios por desempleo, el Pentágono y el financiamiento de su creciente deuda se hallan entre los costos que contribuyeron al aumento del saldo negativo.

El déficit mensual, el decimosexto consecutivo, fue inferior al de US$63.460 millones registrado en enero del 2008.

En lo que va del año fiscal 2010, iniciado el 1 de octubre, el saldo negativo alcanza a US$430.690 millones, lo que se compara con el déficit de US$395.940 millones en los primeros cuatro meses del año fiscal 2009.

En todo el año fiscal 2009, el gobierno Federal registró un déficit record de US$1,4 billones y espera superar esa cifra en el año fiscal 2010.

En su propuesta presupuestaria para este año fiscal, la Casa Blanca proyectó déficit de US$$1,556 billones para el año fiscal 2010 y de US$1,267 billones para 2011.

Los ingresos alcanzaron un total de US$205.240 millones en enero, una disminución frente a los US$225.090 millones del mismo mes de un año atrás y su nivel más bajo en cinco años.

En lo que va del año fiscal, los ingresos suman US$693.020 millones, comparados con los US$773.470 millones de los primeros cuatro meses del año fiscal 2009.

Los gastos del gobierno durante el mes pasado alcanzaron un total de US$247.880 millones, frente a los US$289.550 millones del mismo período del año pasado.

En lo que va del año fiscal, los gastos del gobierno suman US$1,124 billones, comparados con los US$1,169 billones en los primeros cuatro meses del año fiscal 2009.

Además, ha pagado US$70.330 millones en intereses por su deuda, mientras que el gasto en beneficios por desempleo llega a US$48.900 millones.