Nueva York. El sector de los servicios en Estados Unidos volvió a experimentar una modesta expansión en enero.

El Instituto de Gestión de Suministros (ISM) informó que su índice de actividad no manufacturera se ubicó en 50,5 el mes pasado, frente a los 49,8 en diciembre, mientras que su índice de actividad empresarial se sitúo en 52,2 en enero, frente a la lectura de 53,2 en diciembre.

Los índices superiores a 50 sugieren un crecimiento en la actividad, mientras que una lectura inferior a 50 indica una contracción.

Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, una lectura de 51,0 para el índice general de enero.

El informe del ISM abarca principalmente compañías del sector de los servicios, las cuales son responsables de la mayoría de la actividad económica en Estados Unidos.

El índice de empleo se ubicó en 44,6 en enero, frente a la lectura de 43,6 del mes previo, lo que sugiere una desaceleración en el ritmo de contracción.

Mientras el indicador de nuevos pedidos fue de 54,7 en relación a los 52,0 previos, el de precios fue de 61,2, frente a la lectura de 59,6 en diciembre.