Washington. Las ventas minoristas en Estados Unidos disminuyeron inesperadamente 0,3% en diciembre pasado, informó este jueves Departamento de Comercio.

El resultado, inferior al crecimiento de 0,5% proyectada por el mercado, sugiere que los consumidores limitaron sus gastos durante las fiestas de fin de año, en momentos en que persiste un alto nivel de desempleo.

Las ventas crecieron en noviembre 1,8%, lo que se compara con la estimación inicial de un incremento de 1,3%. En octubre, aumentaron 1,2%.

Si se excluyen los automóviles, las ventas cayeron 0,2%. Los economistas habían proyectado un aumento de 0,3%.

Los gastos del consumidor representan 70% del producto interno bruto del país.

Las ventas de automóviles y piezas registraron una caída de 0,8% en diciembre frente al mes anterior.

Las ventas en estaciones de gasolina aumentaron 1,0%.

Si se excluyen las ventas de autos y gasolina, las ventas descendieron 0,3% en diciembre, su primera caída en cinco meses.

Las ventas en las tiendas de productos para la salud y el cuidado personal subieron 0,8%, mientras que en los restaurantes y bares descendieron 0,6%. Las tiendas de productos electrónicos y electrodomésticos registraron una caída de 2,6%.

Otros segmentos que mostraron descensos fueron el de suministros de jardinería y materiales de construcción, con un retroceso de 0,4%, el de alimentos y bebidas con una caída de 0,8%, el de ropa con un descenso de 0,6%, y del de mercancías generales con una baja del 0,8%.

Las ventas minoristas por correo y a través de Internet registraron un incremento del 1,4%. Las minoristas de muebles mostraron un ascenso de 0,3%, mientras que las de productos deportivos, artículos para pasatiempos, libros y música crecieron 1,6%.