Washington. Las ventas minoristas de Estados Unidos subieron inesperadamente en febrero pese a una caída en las compras de autos y un inclemente clima que se esperaba amenazara con frenar las compras, un dato que fortaleció las esperanzas de una recuperación sostenida.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el total de las ventas minoristas subió 0,3% debido a que los consumidores aumentaron su volumen de compras, desde productos de necesidad hasta artículos lujosos.

Las ventas de enero, no obstante, fueron revisadas a la baja para mostrar un avance del 0,1% desde el dato preliminar de un alza del 0,5%.

Economistas consultados por Reuters esperaban que las ventas minoristas registraran una caída del 0,2% en febrero. Frente a igual mes del año pasado, las ventas aumentaron 3,9%.

"Pienso que siguen las señales de que la recuperación estadounidense está intacta y en curso. Ha habido mucha preocupación sobre cómo la economía pasará del gasto gubernamental al gasto del consumidor y estamos empezando a ver algo de evidencia de eso", comentó Camilla Sutton, estratega cambiario de Scotia Capital en Toronto.

Los futuros accionarios de Estados Unidos ampliaron sus ganancias tras el reporte, mientras que los precios de la deuda gubernamental cayeron y el dólar avanzó frente al yen.

Las compras de vehículos motorizados y partes bajaron 2% el mes pasado, reflejando una caída en la demanda por los temores de los consumidores ante los retiros de automóviles de Toyota, tras descender 1,5% en enero.

Las ventas minoristas subyacentes, que excluyen los autos, gasolina y materiales de construcción, crecieron 0,9% tras avanzar 0,6% en enero.

Las ventas de materiales de construcción y equipamiento para jardines subieron 0,5%, las de gasolina aumentaron 0,3% y los de artículos deportivos, de entretenimiento y librerías se elevaron 1,2% tras una caída del 0,6% en enero.

Los despachos en las tiendas de electrónica y electrodomésticos saltaron 3,7%, al tiempo que las de tiendas de mercadería general aumentaron 1%.