Washington. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este martes que concluyó las negociaciones con Chile para un nuevo y amplio tratado bilateral de impuestos a las ganancias.

El acuerdo, que se espera se firme en febrero por ambos países, requiere la aprobación del Senado estadounidense y el Congreso chileno.

Este sería el segundo tratado impositivo de Estados Unidos con un país sudamericano después de Venezuela.

El Departamento del Tesoro dio a conocer pocos detalles del tratado, pero dijo que "daría certeza y estabilidad en el tratamiento tributario para los inversionistas estadounidenses y chilenos en ambos países".

El pacto permitirá reducir la carga tributaria en el país de origen de los pagos internacionales de dividendos, intereses y regalías, y un intercambio total de información entre las autoridades tributarias de ambos países.

También tiene una previsión para limitar los beneficios, en un intento por prevenir que inversionistas de terceros países abusen del tratado, dijo el Departamento del Tesoro.