El presidente de la República, Mauricio Funes señaló en su programa radial "Conversando con el presidente" que, a junio, la ejecución del presupuesto de inversión pública lleva un avance del 60% en comparación con la meta programada para dicho mes. Sin embargo, si lo ejecutado se compara con la meta anual, el avance es de apenas de 28,4%.

El mandatario precisó que a junio, el gobierno había proyectado una inversión de US$514 millones. De ellos, empero, solo se ejecutaron US$$300 millones, lo que equivale a un 60% de la meta, lo que implica un desfase de US$214 millones con respecto a lo proyectado.

Funes aseguró que la ejecución presupuestaria puede estar sujeta a “diversas circunstancias” que pueden modificar las proyecciones hechas. Entre ellas citó, por ejemplo, atrasos en licitaciones que no responden necesariamente a ineficiencia estatales.

Por lo mismo criticó que en lugar de comparar lo ejecutado a la fecha con la proyección mensual, se establezca una comparación con el presupuesto total del año, un monto que asciende a US$1.054 millones.

El Economista publicó, el 11 de julio pasado,(ES: A mayo, gobierno solo había ejecutado 22,3% del presupuesto de Inversión Pública 2013) que la ejecución del presupuesto de inversión al mes de mayo, tomando como referencia la meta anual, ascendía apenas a 22,3%

El dato fue develado por el informe técnico de la Unidad de Análisis y Seguimiento del Presupuesto (UASP) de la Asamblea Legislativa.

Dicho estudio, que se elabora con datos oficiales emanados del ministerio de Hacienda, detallaba que a mayo, el gobierno había ejecutado US$234,3 millones; una suma que al compararse con lo programado a dicho mes, presentaba un desfase del 40%, con lo cual el Estado se vería obligado, en los siete meses restantes, a ejecutar $815.2 millones.

Un día después de dicha publicación, El Economista consultó al titular de Hacienda, Carlos Cáceres, quien confirmó que la ejecución a junio “podía andar por el orden del 60% en comparación con lo programado”, pero remitió la solicitud de información a sus asistentes porque no contaba con el dato exacto. Sin embargo, la información oficial nunca fue proporcionada a este medio.

Lento avance

A juzgar por los datos de junio revelados por el mandatario, el escenario de la ejecución en inversión pública no es muy diferente al registrado un mes anterior, con lo cual su marcha continúa lenta.

De hecho y pese a la desaprobación del presidente de ver la ejecución actual en comparación con la meta total, aceptó que tomados los US$300 millones ejecutados a junio contra los US$1.054 programados en el total del año, si hay un avance que ronda entre el “22% o 28%”; lo que deja para los próximos seis meses US$754 millones por cumplir.

De acuerdo con el informe de la UASP, a mayo, los montos para algunos sectores y programas especiales como los destinados a la tormenta Ida (un fenómeno ocurrido en noviembre de 2009) y el Programa Extraordinario de Inversión Social (PEIS), llevaban un desfase con respecto al programa anual, de 81,2% y del 78,9% respectivamente.

En términos de carteras estatales, el viceministerio de Transporte Público llevaba un retraso del 96,7%; el ministerio de Hacienda un 96.1%; el viceministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano, 90,6%; Agricultura, un 85%; Educación, un 85,5%; mientras que Salud y Obras Públicas un 84,6% y 79,3% respectivamente.

Funes se defendió de la lenta ejecución, argumentando que aún y a pesar de los retrasos, durante sus cuatro años de su gestión, se ha ejecutado montos mayores que los logrados por los gobiernos de ARENA.

“Quiero decirles que la inversión que ha hecho este gobierno es mayor que el promedio de inversión hecho por todos los gobiernos anteriores”, dijo, al tiempo que recordó que el año pasado los desembolsos totales en dicho rubro ascendieron a $789 millones, con lo que se ejecutó el 72% de lo planeado.

“Nuestro gobierno invierte mucho más de lo que han invertido los gobiernos anteriores de ARENA, (aunque) hoy sus dirigentes, sus diputados y diputadas y su fórmula presidencial se rasga las vestiduras diciendo de que ellos van a hacer esto o lo otro”, agregó.

Aunque la baja ejecución en la Inversión Pública ha sido un mal arraigado en las diferentes administraciones del país, el Gobierno liderado por Mauricio Funes, había asegurado que mejoraría dichas cifras e incluso creó para ello una comisión, encabezada, en un principio, por el exfuncionario, Guillermo López Suárez.

Con todo y eso, en 2011, las proyecciones de inversión pública se situaron en US$1.200 millones. A junio de ese año, no obstante, la ejecución fue solo del 25%; y para diciembre, la ejecución total osciló, según el Ministerio de Hacienda, entre un 75% y 78%, quedando sin ejecutar aproximadamente unos US$300 millones.