Los empresarios consideran que en cinco años, si se aplican las medidas necesarias, los ingresos por exportaciones pueden llegar a duplicarse.

La Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) ha formulado un plan para elevar los ingresos de exportaciones hasta US$$10.000 millones, que casi duplicaría el resultado 2012, que fue de US$$5,339,1 millones, según el Banco Central de Reserva. En 2011 la actividad dejó US$5.308,2 millones.

Pablo Durán, presidente de la corporación, explicó que la propuesta se puede ejecutar en cinco años. Durán agregó que la estrategia tiene un potencial de crecimiento anual del 20% “si se hace una buena planificación”.

Uno de los pilares en el planteamiento de Coexport es la competitividad. Además de poder destacar su producto del resto en oferta, las empresas necesitan cumplir con requisitos internacionales, como certificaciones, registros en los países de destino, manejo en la distribución y empaque.

“Necesitamos ofrecer productos que cumplan los requerimientos de inocuidad e higiene, más ahora que han incrementado las exigencias de países como Estados Unidos a través de la FDA (siglas en inglés)”, comentó Durán en referencia a la Administración de Medicamentos y Alimentos del Gobierno estadounidense. Las autoridades de la Unión Europea (UE) también representan un reto por las múltiples exigencias.

El segundo pilar de la propuesta es ampliar el acceso a la información sobre las posibilidades que tiene cada sector. Este tipo de detalles se conoce también como inteligencia de mercado. La gremial de exportadores trabaja con una empresa española para crear una publicación en que los empresarios interesados en vender sus productos fuera del país puedan conocer las posibles apuestas por cada sector y, aún con mayor detalle, por partida arancelaria. La idea es divulgar quién puede adquirir ese bien o servicio, quién más lo vende (incluyendo el precio), qué novedades hay vinculadas con esas apuestas, nuevas patentes. Por el momento, se espera organizarlo como boletines sectoriales. “Este programa lo vamos a echar a andar a finales de septiembre”, adelantó Durán.

La estrategia de Coexport para duplicar los ingresos por exportaciones contempla un tercer elemento: lanzar dos programas informáticos o software. Uno de ellos tendrá como función orientar sobre las certificaciones que predominan en los mercados mundiales: BPM, HCCP, ISO 22,000 e ISO 9.000. “Esto es autoadministrado”, explicó Durán.

El otro software ayudará a crear sistemas de calidad.

Más mercados. Finalmente, apuestan por la penetración de mercado. “La demanda es muy fuerte, pero nuestro problema es la oferta: muy poca. Tenemos que crear una nueva”, destacó el empresario.

También es posible aprovechar el alcance que ya se tiene. “Ya hicimos el cálculo y con el crecimiento de los últimos dos o tres años en algunos sectores, si le aplicamos ese mismo ritmo a cinco años hacia adelante, lograríamos llegar a US$750 millones”, detalló Durán. Los productos que han destacado son alimentos y bebidas, farmacéuticos, plásticos, textiles, papel, cartón y calzado. La oferta ya existente se complementaría con la nueva, que tiene potencial de aportar US$250 millones. Los exportadores esperan que el Acuerdo de Asociación (AA) con la UE impulse esta diversificación, pero todavía no se implementa en El Salvador. Se espera que este mes puedan resolverse las diferencias con los europeos.