Santiago. El potente terremoto en Chile impactará a la economía en marzo y en los meses posteriores, dijo este viernes el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, aunque aseguró que los planes de inversión para la reconstrucción de los daños permitirán un repunte en el segundo semestre.

Chile fue sacudido por un terremoto de magnitud 8,8 en la madrugada del sábado pasado, que dejó cientos de muertos y cuantiosos daños en la zona centro y sur del país.

Velasco dijo que el sismo sorprendió a Chile con una economía que estaba avanzando y destacó que en enero la actividad tuvo un crecimiento interanual de 4,3%, superior a las expectativas del mercado.

"Ahí vemos un impulso (...) que era bastante mayor de lo que algunas proyecciones privadas sugerían y evidentemente el terremoto, esta tremenda tragedia, se va a reflejar en la actividad del mes de marzo y posteriores", dijo Velasco.

"En la segunda mitad del año esta tragedia va a requerir un esfuerzo mucho mayor de inversión pública y privada y esa mayor inversión va a estimular la demanda y (...) eso, en alguna medida, en el mediano plazo, no de modo inmediato, va a contribuir a estimular la economía", agregó.

Las tareas de reconstrucción quedarán a cargo del nuevo gobierno que asumirá en marzo.

El Banco Central informó temprano que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) creció 4,3% interanual en enero, sobre las expectativas del mercado.

En el resultado de enero incidieron los aumentos en el comercio minorista y automotriz, en el sector electricidad, gas y agua, y en algunas ramas de la actividad industrial.

Antes del sismo, el Banco Central proyectaba un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 4,5% y 5,5% en 2010, desde una contracción estimada en 1,9% en 2009, en la primera recesión en una década por la crisis global.