Madrid, EFE. La CEOE cree que la crisis ha tocado fondo y mejora su previsión económica para 2013, con una caída del PIB del 1,2%, una décima menos de lo que prevé el Ejecutivo, aunque alerta de que el mercado laboral sigue siendo negativo y no se creará empleo neto hasta la segunda mitad de 2014.

La entidad ha presentado sus previsiones económicas para este año y el que viene y ha mejorado en tres décimas su estimación de caída del PIB para 2013, al mismo tiempo que mantiene el mismo escenario para 2014, un crecimiento del PIB del 0,8%.

Sin embargo, alerta de que la tasa de paro alcanzará el 26,4% a final de año y descenderá al 25,8% en 2014, cuando podría dejarse atrás la cifra de los seis millones de parados.

El estudio de la CEOE asegura que este año se destruirán 550.000 empleos y el año que viene habrá 20.000 ocupados menos.

El secretario general de la CEOE, José María Lacasa, ha dicho hoy que es "moderadamente optimista" porque detecta que las perspectivas para los próximos trimestres llevarán a tasas de crecimiento positivas que, aunque no serán generalizadas para todos los sectores, "sin duda son una buena noticia".

La jefa del servicio de Estudios de la CEOE, Edita Pereira, ha explicado que los sectores con mayores crecimientos serán los ligados a la exportación, como el de la industria o el de la alimentación, aunque también el sector turístico.

No obstante, Lacasa, sigue advirtiendo de las "debilidades" que tiene España con su mercado laboral y ha reiterado que es necesario avanzar a corto plazo en una nueva reforma laboral que fomente los contratos a tiempo parcial e incida en los de la formación para jóvenes.

"En la actual coyuntura estas dos modalidades contractuales pueden tener un cierto recorrido", ha dicho, tras recordar que en Alemania hubo hasta cuatro reformas laborales.

Los empresarios piden que la moderación salarial se mantenga en 2014 así como un nuevo marco de negociación colectiva "más moderno".

"La reforma laboral es buena y va en la buena dirección, pero en estos temas no se acaba nunca", ha insistido.

No obstante la previsión de paro de la CEOE es más optimista que la que pronostica el Gobierno y que sitúa en una tasa del 27,1% este año y del 26,7% el que viene.

El gobierno ha anunciado que revisará estas previsiones en el próximo cuadro macroeconómico que acompañará a la presentación de los presupuestos generales del Estado para 2014.

Precisamente, la patronal está a la espera de que el Ejecutivo le avance las cuentas que desea aprobar para el próximo año, aunque ya ha aconsejado que éstas no deberían incluir un aumento de impuestos porque "minan la competitividad".

Lacasa ha sido tajante al indicar que la consolidación fiscal debe provenir una reducción del gasto corriente y ha pedido medidas que estimulen el crecimiento como incentivos en infraestructuras, en I+D+i y en internacionalización.

Los empresarios urgen al Gobierno a finalizar la reforma de las administraciones y del mercado interior.

Por otra parte, el informe de la patronal estima que a pesar del repunte del precio del petróleo en agosto, la inflación se mantendrá por debajo del 2% estos dos años.