*Este contenido es auspiciado por Invoiceware International. El panorama sobre el cumplimiento obligatorio de disposiciones tributarias en Latinoamérica ya es un reto para los especialistas de las adquisiciones y las cuentas por pagar, una meta que en Brasil ahora se está haciendo aún más difícil. Con el traslado a Nota Fiscal v3.1 (NFe) el 1 de abril, Brasil está haciendo cambios fundamentales a sus servicios web y a los reportes requeridos, el cambio más grande al ambiente de cumplimiento obligatorio del país desde 2010.

Especialmente para los equipos de adquisiciones y cuentas por pagar es necesario que las compañías colecten, validen y archiven los bienes de NFe y los documentos XML de transporte CTe de los proveedores por cinco años. Las compañías que fallen al producir esta documentación cuando los auditen enfrentan severas penas, aproximadamente 500 reales o US$175 por factura. Si eso no suena como mucho, considere que no es infrecuente que las empresas fallen revisar y archivar hasta 200.000 facturas sobre los últimos cinco años. Ahora estamos hablando de unos US$35 millones en multas. ¿Cómo le explicarías esto a su CFO?

Técnicamente, esto no es un requisito nuevo sobre Nfe. Lo que sí es nuevo es el servicio del gobierno, de la recuperación del XML donde las empresas pueden descargar sus documentos XML. Sin embargo, la implicación es clara: Brasil pone a disposición este servicio porque comenzará a aplicar estrictamente este requisito. Con el servicio de recuperación, no hay excusa para no tener todos los datos de NFe y CTe en mano.

En una economía inestable, Brasil está esperanzado en que un aumentó en las auditorías y los cumplimientos obligatorios generen más ingresos fiscales. La Sefaz (autoridad de impuestos de Brasil) ha aumentado sus ingresos por aproximadamente US$58 billones en el 2012 con las auditorías en tiempo real, y esta ejecución de archivamiento mejorará aún más los rendimientos. Para las empresas que no estén preparadas el resultado será grandes multas, y mientras que sea útil, el servicio de recuperación es limitado a sólo unas mil facturas diarias. Si el gobierno decide auditar su empresa mañana, ¿está listo? ¿O aún tienes millones de facturas que todavía le faltan por emitir?

La mayoría de las empresas que operan en Brasil les hace falta la documentación del 2009-2012, y el gobierno brasileño en cualquier momento puede requerir la documentación de ese período específico. Considere que si a su empresa le hace falta 500.000 XMLs, le tomaría más de dos meses para cargar cada factura desde el servidor del gobierno trabajando cada día bajo las circunstancias máximas.

Si sabe que le hacen falta facturas, inicie este proceso hoy, antes de que sea demasiado tarde. Ninguna solución puede ayudarle a obtener alrededor de los límites de descarga diaria si no tiene todos los datos; sin embargo, el uso de una solución adecuada puede ayudarle a evitar problemas en el futuro mediante la integración con la solución de recuperación de XML para automatizar los procesos, validaciones y la declaración de impuestos.

Descargue nuestra lista de verificación de cumplimiento para aprender más sobre Brasil. Contáctenos para aprender si su empresa está preparada para una auditoria en Brasil.

*Este contenido es auspiciado por Invoiceware International.