La sorpresiva inflación en agosto, la más alta de este año en Bolivia, hizo proyectar este sábado a los expertos y el gobierno que la meta hasta diciembre de 4,8% será superada por encima de los 5,5%.

La página especializada en indicadores económicos tradingeconomics.com estima para el país un índice de inflación del orden del 6,08%, luego que su primera previsión hubiera señalado 5,5%.

El gobierno central estimaba 4,8% en el Programa Fiscal Financiero para la presente gestión.

El analista económico José Luis Evia considera que la inflación en este año cerrará en 6%, porque el fin de año el Indice de Precios al Consumidor (IPC) es más elevado.

Por su parte, el analista Flavio Pérez dijo que hasta la fecha el gobierno estuvo manejando adecuadamente el índice inflacionario y que dependerá de sus estrategias para qué no se dispare hasta fin de año.

Trading Economics modificó el parámetro de inflación de Bolivia para el presente año de 5,05 a 6,08%, en concordancia con la afirmación del ministro de Economía y Finanzas Públicas que en la presente gestión no se cumplirá la meta de 4,8%.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, reconoció que "definitivamente en nuestros cálculos ya el 4,8% de meta inflacionaria no la vamos a poder cumplir este año, porque se llegó ya a 4,23%".

Estrategias. Para controlar la inflación, el ministerio de Economía y Finanzas Públicas instruyó al Banco Central de Bolivia (BCB) acelerar el retiro del exceso de liquidez que hay en la economía.

Para alcanzar este objetivo, el instituto emisor deberá agilizar la colocación de títulos. La autoridad explicó que el retiro del exceso de liquidez o dinero de la economía comenzó desde hace dos semanas, aunque no precisó el monto que se logró alcanzar hasta el momento.

Expresó su confianza en que la inflación estará "bajo control". "Se le instruyó al Banco Central de Bolivia una mayor agilidad en la colocación de títulos para retirar el excedente de liquidez que todavía hay en la economía", remarcó.

El gabinete de ministro aprobó el miércoles un decreto supremo por el cual se autoriza la importación de tomate fresco o refrigerado con arancel cero hasta diciembre de la presente gestión.

La segunda medida para controlar la inflación, según el ministro, es la oferta de títulos o bonos por parte del BCB, a través de las Operaciones de Mercado Abierto (OMA)