Sidney. El euro trepaba este lunes desde mínimos en 10 meses, apoyado por la cobertura de posiciones cortas al acercarse el final del trimestre, y las acciones chinas tocaron máximos de dos meses, gracias a que los inversores ven con beneplácito el lanzamiento de un índice de futuros.

El euro llegó a rebotar hasta US$1,3530 en las primeras operaciones, debido a que los operadores siguieron cerrando apuestas contra la moneda, luego de que autoridades de la eurozona acordaron este jueves crear una red segura para Grecia, aquejada por problemas de deuda.

Los avances en algunas bolsas en Asia fueron limitados este lunes por la toma de ganancias, con las acciones en China eludiendo la tendencia para trepar 2%, superando su promedio de 125 días y alcanzando un máximo de dos meses.

El esperado lanzamiento del primer índice de futuros bursátiles de China, en abril, ha impulsado a los papeles chinos, ya que los inversores preveen un aumento en la liquidez del mercado.

El hecho de que los futuros estarán basados en acciones con amplios límites, también puso a las principales acciones chinas en el foco de atención.

Las acciones en Shanghái ganaron 2,1% y cerraron en 3.123 puntos, luego de superar un promedio de 125 días de 3.099 puntos que había ofrecido una tenaz resistencia durante los últimos dos meses.

Sin embargo, el mercado bursátil chino ha ido a la zaga de sus pares en Asia este trimestre. El índice de Shanghái ha retrocedido más de 4,5% desde enero, lejos del alza de 1% en las acciones de Asia excluyendo a Japón.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía 0,84% a las 0808 GMT.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró casi plano a 10.986,47 puntos, en momentos en que los inversores recogían ganancias después de que el referencial tocó un máximo de 18 meses la semana pasada.

Hasta el momento, el referencial japonés ya ha ganado cerca de 4% en lo que va del año.

El euro recortaba ganancias a US$1,3485, pero pese a la subida temprana aún pierde un 6 por ciento contra el dólar en lo que va del trimestre, su desempeño trimestral más débil desde el peor momento de la crisis financiera en septiembre del 2008.

La inquietud sobre Grecia y otros miembros débiles de la eurozona han generado preguntas sobre la sustentabilidad a corto y largo plazo de la moneda única.

El dólar, por otro lado, ha avanzado más de 4,5% desde enero, y casi 10% desde que tocó un máximo de 15 meses en noviembre. No obstante, el lunes retrocedía 0,3%, en parte por el rebote del euro.

En las materias primas, los precios del petróleo exhibían una leve firmeza, apoyados por la debilidad del dólar, que también impulsó al oro a un máximo en dos semanas.