Berlín. El euro apenas osciló este miércoles en la negociación europea a la espera de que la Reserva Federal de EE.UU. concrete su plan de reducción paulatina del programa de compra de deuda, por sus determinantes repercusiones monetarias.

El euro se mantuvo este miércoles estable en el mercado de divisas de Fráncfort (Alemania) y a las 15.00 horas GMT se cotizaba a US$1,3347, frente a los US$1,3348 a que se cambiaba ayer a esa misma hora.

Durante el día la moneda común experimentó tan sólo pequeños cambios, en una horquilla estrecha entre los US$1,3340 y los US$1,3363.

Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) fijó el tipo de cambio de referencia de la divisa común en los US$1,3352.

Los inversores en Europa han preferido no adelantar posiciones a la espera de una de las reuniones de la Reserva Federal más determinantes de este año, ya que se prevé en el encuentro -que arranca este miércoles- se va a concretar el principio del fin de su programa de compra de activos.

Esta iniciativa, que está inyectando en los mercados 85.000 millones de euros al mes, se puso en marcha para sacar a EE.UU. de la crisis y ahora que su economía se ha reactivado supone más un riesgo que un acicate.

Los expertos consideran que de esta reunión saldrá una hoja de ruta para abandonar la actual política monetaria ultraexpansiva, con una fecha de inicio -probablemente este mismo mes- y una propuesta de reducción gradual de las inyecciones de efectivo ligada a la solidez de la recuperación.