Para el experto en tributación, Mike Valdés, siempre existirán jurisdicciones deseosas de atraer capitales que busquen privacidad, pese a los esfuerzos de los países desarrollados de combatir los paraísos fiscales. Además, entiende que los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) desoyen sus propias recomendaciones, y ve a Uruguay todavía como un paraíso fiscal. A continuación, una síntesis de la charla con El Observador a su paso por Uruguay, en donde participó de la Conferencia Latinoamericana de Baker Tilly International, realizada en Punta del Este.

El gobierno uruguayo ha acatado todos los pedidos de OCDE en materia fiscal estos últimos años. ¿Usted considera que hizo bien en plegarse a esos pedidos?

Y creo que sí. Yo no espero que tengan éxito porque los países no se van a poner de acuerdo (en el plano tributario). Desafortunadamente cuando hay dinero por delante las posibilidades de llegar a un acuerdo no son demasiado sencillas. Va a tomar un milagro para poder tener lo que la OCDE quiere hacer, que es un sistema mundial que se aplique en todo lugar.

-¿Por qué se requeriría un milagro?

-Porque los países necesitan dinero, tienen diferentes etapas y no se ponen de acuerdo en un sistema tributario. Usted ve todos los tratados que hay de intercambio de mercancía, todos los tratados de la Unión Europea, todos los tratados del mundo. ¿Usted ha visto algún tratado que diga que los impuestos de varios países se van a unir? Los países quieren controlar sus propias fortunas, la forma en que ellos hacen las cosas y eso es lo que causa que va a ser muy difícil.

-¿Se está yendo hacia la eliminación de los paraísos fiscales?

-Creo que nunca se van a acabar esos lugares. Siempre va a haber uno que esté dispuesto a aceptar eso. Siempre está la competencia y la necesidad monetaria de esos países. Entonces siempre va a haber algún país que va a poder utilizar y que va a atraer ese tipo de inversiones.

-Dinero que busca evadir impuestos...

-Bueno sí, qué vamos a hacer. ¿Quién tiene la culpa? Ahí es donde empezamos con una cosa que es muy fuerte. ¿Uno tiene el deber de pagar todos los impuestos o uno tiene el deber de tratar de ahorrar lo más posible? Ahora están atacando mucho a las compañías americanas, a Starbucks, a Microsoft, a Apple, a Hewlett Packard… están atacándolos. Pero lo ridículo del ataque, que es lo que a mí más me molesta sinceramente, es que todavía no han podido comprobar que han hecho algo ilegal. Todo lo que han hecho ha sido legal.

-¿Usted entiende que los estándares de OCDE son respetados también por los países que la integran?

-Definitivamente no. Por ejemplo Brasil considera a Estados Unidos un paraíso fiscal debido a las LLC (Limited Liability Company (sociedad de responsabilidad limitada). Si uno es extranjero y tienen una LLC, puede tener ganancia de fuente no americana y no pagaría impuesto ninguno. O sea que básicamente es un paraíso fiscal como cualquier otro paraíso fiscal, lo único que es los Estados Unidos de América, es la única diferencia. Y hay muchos países, como por ejemplo México. Ellos siguen los estándares de la OCDE mientras les convenga. En cuanto encuentran algo que no les cae bien, ellos renuncian, dicen que no lo van a seguir y lo ignoran. El problema de la OCDE es que no tiene autoridad para forzar a los países para que hagan los que ellos mandan.

-¿Cómo ve el secreto bancario? ¿Contribuye a la evasión?

-El problema es que uno quiere privacidad para lo que hace. Entonces sí, en parte contribuye porque uno quiere tener privacidad, pero ¿por qué no se va a tener secreto bancario si uno tiene relación con el banco y usted no lo quiere publicar? ¿Por qué mi vida tiene que ser pública si yo no soy una figura pública? Pero yo estoy de acuerdo de que ayuda, no sé si es evasión porque evasión sería si están completamente sin pagar nada. Hay veces que no es evasión, hay veces que lo están escondiendo de la mujer porque no lo quieren compartir con la mujer. Puede haber tantas razones que no son evasión, y eso es lo malo que siempre se generaliza, muchas veces negativamente.

-¿Cómo ve la política de tributación regional y en particularen Uruguay?

-Primero, Uruguay debe continuar en el camino que está. Uruguay no es el único, hay muchos paraísos fiscales que dependen de tener una política de atraer a las inversiones. Aparte estamos al lado de Brasil, el país con el sistema de impuestos más difícil y complicado del universo. Y tercero tenemos a Argentina, así que Uruguay está rodeado. Brasil con el sistema bien complejo y Argentina que necesita dinero, y haciendo unos ajustes para los contribuyentes que no tienen sentido ninguno. O sea que es una situación horrorosa, y Uruguay está en el medio tratando de sobrevivir todas esas avalanchas. Creo que Uruguay lo que debe hacer es seguir el curso como lo ha estado siguiendo, que hizo algunos cambios para darle a Argentina lo que quería y a la OCDE lo que quería, pero manteniendo la dignidad.

-¿Usted considera que hoy Uruguay es un paraíso fiscal?

-En cierto modo sí, claro. Seguro que sí.

-¿En qué sentido?

-En el aspecto en que yo puedo crear compañías aquí todavía, y bajo el sistema de territorialidad no pagar impuestos en Uruguay. Aquí tienes un sistema de territorialidad, es el mismo sistema de las LLC en Estados Unidos. Si gano de fuente uruguaya pago, si gano de fuente no uruguaya no pago. l