La economía china puede sufrir alzas y bajas, pero sus perspectivas a largo plazo siguen siendo brillantes, dijo a Xinhua el director del Centro para Estudios de Políticas Europeas (CEPE), Daniel Gros.

El experto describió una muy buena imagen de la segunda economía más grande del mundo, de la que un puñado de expertos de Occidente afirma que se colapsará en medio de las señales de desaceleramiento.

"Puede haber alzas y bajas, pero, a largo plazo, la economía china es muy fuerte", dijo Gros en una entrevista reciente.

Las cifras oficiales muestran que el crecimiento económico cayó a 7,5% en el segundo trimestre de este año luego de bajar por décimo trimestre consecutivo, la más prolongada desaceleración desde que la reforma de China orientada al mercado comenzó hace tres décadas.

Cuando la economía china se desacelera tras tres décadas de crecimiento de doble dígito, algunos expertos anuncian la catástrofe. A los ojos de Gros, estas personas son alarmistas que buscan llamar la atención del público.

"Si dices algo sensato, la gente dice 'sí'. Pero cuando alguien dice 'Ehm, mañana se acaba el mundo', es mucho más popular. Ellos dicen eso básicamente para atraer la atención", dijo Gros.

El experto señaló a la "acumulación de capital humano y capital físico", como los cimientos que garantizarán un futuro brillante a la economía china a largo plazo.

"La educación de la población es muy difícil y tu pueblo tiene grandes ahorros. Si consideras estas dos cosas juntas, puede que tengas otros diez a 15 años de lo que es llamado "crecimiento extensivo", dijo Gros.

El experto atribuyó el actual crecimiento más lento al hecho de que "la tasa de crecimiento de los últimos seis o siete años de la economía china se encontró por encima del potencial, por lo que los próximos siete años pueden ubicarse por dejabo de su potencial.

"Debido a que el potencial de la tasa de crecimiento anual de China se ubica entre 7 y 8%, puede ser menor a 7% durante los próximos años", dijo Gros.

"Por lo que no es un colapso ni un desastre. Es sólo que hay ciertos ciclos y pueden olvidar fácilmente que hay estos ciclos de inversión", agregó el experto.

Incluso si es poco probable que la economía china colapse, China enfrenta un desafío enorme en cuanto a su reestructuración económica, dijo Gros.

"El reajuste se aleja de la inversión hacia el consumo, la llamada recuperación del equilibrio es más difícil de lo que la gente piensa. Debido a que tienes una tasa de inversión cercana a 50%, es un proceso muy lento", señaló el experto.

La recuperación del equilibrio también será obstaculizada por un "montón de inercia", es decir, "una vez que va hacia una dirección, tiende a ir durante mucho tiempo en esa dirección. Esto es el llamado modelo acelerador de la Economía", dijo Gros.

El economista espera que la "espiral descendente" resultante de la inversión menor dure dos, tres o cinco años y dijo que "esta tendencia a la baja se mueve de manera lenta, pero segura".

Además de decir que el mayor riesgo para la economía china es que la espiral baje rápidamente, Gros dijo que "existe el riesgo, pero no creo que se matericalicé".

Gros dijo que China tiene lo que en Alemania conocen como política "de mano firme", al mantener la reforma del sistema de pensiones y del sistema de seguridad social, lo que "creará la seguridad para que la gente consuma un poco más que hoy y para tranquilizar la economía", además al no cambiar muy pronto el tipo de cambio y la tasa de interés.