A los trabajadores chilenos les corresponde por ley 15 días de vacaciones, esto si cumplen con requisitos básicos de contrato (la antigüedad que tenga el trabajador en el área o empresa, el desempeño que ha tenido durante el año y los períodos libres que ha tenido anteriormente). Sin embargo la mayor preocupación a la hora de planificarlas es cuidar el puesto de trabajo.

Independiente de los días que el trabajador decida tomar, es importante planificar, organizar, delegar tareas y dejar todos los temas resueltos antes de irse de vacaciones.

Juan Pablo Swett, director general de Trabajando.com, señala que planificar vacaciones dentro de este plazo, permite a las personas desconectarse por completo del trabajo, despreocupándose de los temas que quedaron pendientes.

Según una encuesta realizada a trabajadores por Trabajando.com, un 41% prefiere sus vacaciones repartidas durante el año y el mismo porcentaje todas de una sola vez y en verano.

Las preferencias para los empleadores son distintas, un 47% prefiere que sus colaboradores las tomen todas de una vez y en verano. Un 39% opta por que se las tomen repartidas durante el año, un 12% durante fiestas y días festivos y un 2% prefiere que los trabajadores tomen vacaciones sólo en invierno. AMÉRICAECONOMÍA.