Santiago de Chile.- Un lejano 2013, se realizaron operaciones de Factoring Electrónico (e-Factoring) por montos en torno a los US$6.000 millones. Cinco años después, el Servicio de Impuestos Internos (SII) informa que las cifras de 2018 superaron los US$32.800 millones de financiamiento directo a las empresas del país.

Este guarismo constituye un aumento de un 14,7% en relación al total cedido durante el 2017 y más que quintuplicar las cifras de hace 5 años atrás.

Otros indicadores de 2018 señalan que se cedieron electrónicamente 4.310.911 documentos, lo que representa un alza de casi un 15% respecto a 2017. En promedio, más de 20 mil empresas acceden al e-Factoring mensualmente, mientras que a mediados de 2016 se hablaba de solo 13 mil.

La cesión electrónica es una herramienta de ayuda y financiamiento, que consiste en obtener liquidez inmediata mediante la transferencia o cesión de los derechos de un documento a un tercero, quien otorgará el financiamiento al emisor y se encargará de la cobranza al receptor de este (deudor).

Mario Fernández, CEO de Gosocket señala que “la forma de relacionarse de las pymes con las entidades financieras ha cambiado para siempre”. Según el ejecutivo, las pymes logran 5 beneficios claves a la hora de obtener este sistema de financiamiento.

Mejora condición de las pymes. “El Factoring electrónico año a año se posiciona como una fuente importante de financiamiento, especialmente para las micro y pequeñas empresas, las que ven en esta industria un importante aliado para conseguir liquidez en forma oportuna”, dice el SII.

Más tajante, Mario Fernández, CEO de Gosocket señala que “la forma de relacionarse de las pymes con las entidades financieras ha cambiado para siempre”. Según el ejecutivo, las pymes logran 5 beneficios claves a la hora de obtener este sistema de financiamiento:

“Las pymes quieren que las ofertas les lleguen proactivamente y sobre la base de utilización de Inteligencia Artificial. A partir de esa Inteligencia Artificial, se espera una diversificación de la oferta, la participación de varias entidades, logrando de esta forma tarifas competitivas”, dice.

Y añade que a las empresas también “les interesa la facilidad de uso, una ‘intuitividad’ muy grande en el proceso. Como cuarto punto, desean eficiencia y rapidez en la obtención de sus recursos, ‘quieren la plata en horas, no en días’, tal como a ellos, también se lo están demandando sus proveedores. Finalmente, quieren evaluar el servicio, en función de todos los aspectos anteriores, sumándole la transparencia”.

En Gosocket, red de relacionamiento empresarial, ya son más de 335.000 transacciones de factoring, equivalentes a $3.200.000 millones, lo cual representa el 7,8% de los documentos a nivel país y casi el 10% del volumen total del factoring electrónico efectuado en el país durante el 2018, respectivamente.

Dentro de la oferta presente en dicha plataforma, es Anticipos uno de sus productos estrella. Se trata de un gadget que permite el pago anticipado de una factura electrónica emitida, que no requiere líneas de créditos, ni contratos, y que en 2018 experimentó un crecimiento importante. Este novedoso servicio financiero, es brindado de forma abierta y transparente por entidades financieras conectadas a la Red de Relacionamiento Empresarial Gosocket.