Washington.- La Reserva Federal de Estados Unidos bajó las tasas de interés el martes, una decisión de emergencia diseñada para proteger a la economía más grande del mundo del impacto del coronavirus.

En un comunicado, el banco central dijo que redujo las tasas medio punto porcentual a un rango objetivo de un 1,00% a un 1,25%.

"Los fundamentos de la economía de Estados Unidos siguen siendo sólidos. Sin embargo, el coronavirus plantea riesgos para la actividad económica", dijo la Fed en un comunicado.

La decisión fue unánime entre los responsables de la política monetaria.

La decisión fue unánime entre los responsables de la política monetaria.

La medida de la Fed se conoce antes de su próxima reunión programada para el 17 y 18 de marzo y refleja la urgencia con que siente que debe actuar para evitar la posibilidad de una recesión mundial.

La medida se da luego que los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de las economías del G-7 dijeron, en un comunicado conjunto, que usarán todas las herramientas apropiadas para proteger a las economías contra los riesgos bajistas provocados por la rápida propagación del coronavirus.

La Reserva Federal estadounidense ya se había expresado en favor de actuar en caso de ser necesario, lo que hizo retroceder al dólar.

Declaraciones de Powell. En conferencia de prensa, que tampoco estaba programada, el Presidente de la Fed, Jerome Powell precisó que entre el viernes pasado, 28 de febrero, cuando dijo que la economía se mantenía sólida” y el día de hoy, media la llegada del Covid-19 a Estados Unidos y el hecho  que por tratarse de un nuevo virus, no se sabe qué impacto tendrá, el tiempo que permanecerá en el territorio, ni el impacto que tendrán en la economía las medidas de contención para limitar su propagación.

Descartó adelantar estrategias de ayuda extraordinaria para emisores no financieros ante un virtual impacto de la volatilidad e incertidumbre, pues no hay elementos que motiven un planteamiento de ese tipo por ahora.

Precisó que por ahora, el Fed mantiene estrecha comunicación con los bancos privados de Estados Unidos para monitorear el comportamiento de sus deudores y su impacto en el balance de las instituciones financieras.

No será recorte conjunto. Powell descartó que la medida sea el inicio de una acción coordinada de autoridades monetarias de economías sistémicas, pese a reconocer que la intención de las autoridades del Grupo de los Siete, es apuntalar con medidas sanitarias, económicas y monetarias a la economía global.

Matizó que las maniobras que realizará cada una de las autoridades monetarias, financieras y sanitarias en sus países, dependerán del espacio que tienen para actuar y de las condiciones propias de su economía.

* Con información de Reuters y El Economista de México.