Los funcionarios de la Reserva Federal estadounidense temen que el cierre de sus compras masivas de valores hipotecarios, entre otros factores, puedan descarrilar la frágil recuperación en el mercado inmobiliario, mostraron el miércoles las minutas de su reunión de diciembre.

"Algunos participantes (...) señalaron el riesgo de que las mejoras en el sector inmobiliario decaigan el próximo año, si las compras de la Fed de MBS (valores respaldados por hipotecas) se desactivan, si expira el crédito a la compra de vivienda y si continúan las ejecuciones y las débiles ventas" de casas, señalaron las minutas.

La debilidad del mercado laboral siguió siendo un punto de gran preocupación para los funcionarios del banco central, que dijeron que esperaban que el desempleo se mantuviera alto por "cierto tiempo".

Las visiones sobre la política monetaria variaron en el panel. Algunos funcionarios dijeron que el desempleo persistentemente elevado podría hacer que en algún momento fuera deseable expandir o extender las compras a gran escala.

Sin embargo, un funcionario señaló que los avances en los mercados financieros y la economía podría garantizar el retiro de las compras de activos de la Fed y la venta de éstos en el tiempo.