Tokio. El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, admitió este lunes que la economía mundial está registrando una recuperación más rápida de lo previsto.

Sin embargo, advirtió a los gobiernos que no deben retirar sus medidas anticrisis demasiado rápidamente, ya que podrían provocar una recaída.

Strauss-Kahn destacó que la demanda del sector privado "sigue siendo muy débil" en la mayoría de países y las tasas de desempleo podrían subir en Estados Unidos, Europa y Japón en los próximos meses.

Sus comentarios ponen de manifiesto que a pesar de los síntomas de recuperación de la economía mundial, muchos importantes actores internacionales siguen considerando que es demasiado pronto para que los responsables de políticas comiencen a retirar las medidas extraordinarias de estímulo que han tomado en los últimos años para combatir la crisis económica mundial.

Aunque el FMI no prevé una recesión en dos fases -una vuelta a la recesión tras un periodo de crecimiento-, Strauss-Khan dijo que "nunca se sabe. Puede ocurrir".

El problema es que muchos gobiernos y bancos centrales ya han agotado muchas herramientas de política monetaria para sostener el crecimiento, comentó.

Si un retiro demasiado rápido de las medidas de estímulo causara una recaída, "no sé lo que podríamos hacer", señaló.