México. El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que México debe mantener por el momento su política monetaria para apoyar a la economía, dado que enfrenta riesgos de crecer menos de lo esperado por el incierto panorama global.

Al concluir la revisión económica anual, conocida como artículo IV, el FMI dijo que el país latinoamericano debe emprender nuevos pasos para corregir las deficiencias estructurales de su sistema tributario, que tiene una de las tasas recaudatorias más bajas de América Latina.

"La incertidumbre en torno al panorama económico y financiero mundial podría crear riesgos a la baja, lo cual resalta la necesidad de reconstruir los factores que sirven de amortiguadores y continuar enfrentando los retos de mediano plazo para la situación fiscal y el crecimiento", dijo.

El Banco de México (central) mantiene desde julio del año pasado la tasa de interés en un 4,50%. La entidad monetaria divulgará su próxima decisión sobre la política monetaria el 19 de marzo.

México se está recuperando de su peor recesión desde la década de 1930 y cada vez más analistas creen que no habrá cambios este año en la tasa de interés referencial, mientras esperan una débil expansión económica.

Mejores perspectivas. El FMI proyecta una expansión económica del 4,0% este año para México, tras la caída del 6,5% que registró el año pasado, en línea con las estimaciones oficiales.

El organismo indicó en su informe anual de Consulta del Artículo IV sobre México, que a partir del impulso registrado desde fines de 2009, se espera un sólido crecimiento en el primer semestre de 2010, que se acelerará de manera gradual en el segundo semestre del año a medida que el crecimiento de la inversión se recupere gracias a las mejores perspectivas internacionales y el posterior repunte en la confianza de los consumidores.

El jefe de la misión del FMI para México, Vikram Haksar, dijo en una conferencia telefónica que una serie de factores llevó al FMI a elevar su perspectiva para 2010 frente a la estimación del 3,1% entregada en octubre.

Por una parte, México se recuperó con fuerza de los efectos del brote de influenza humana del segundo trimestre de 2009, mientras que el repunte de la demanda de Estados Unidos por exportaciones mexicanas ha sido sólido.

En particular, el FMI destacó el crecimiento en el sector automotor, que hace poco se recuperó a sus niveles anteriores a la crisis.

Llamado urgente. En su informe, el organismo indicó que que dada la incertidumbre internacional, la necesidad de México para reactivar su crecimiento "ha adquirido nueva urgencia".

Los directivos del FMI recomendaron a las autoridades mexicanas retomar la agenda pendiente e impulsar las reformas estructurales que necesita el país en diversos campos, especialmente en el fiscal.

México ha intentado por años realizar cambios a su base de tributación, pero las propuestas oficiales han sido modificadas y reducidas en el Congreso y han derivado en planes insuficientes para fortalecer las finanzas públicas del país.

Los directivos "hicieron hincapié en la importancia de una implementación eficaz de la reforma petrolera y en la necesidad de tomar nuevos pasos para corregir deficiencias estructurales en el sistema tributario", dijo el FMI.

Los ingresos públicos de México dependen en gran medida de las volátiles ventas petroleras en los mercados extranjeros. La recaudación tributaria de México es de alrededor un 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), una de las tasas más bajas de América Latina.

En su versión en inglés de la consulta, el organismo dijo que varios de sus directores respaldan el plan de acumulación de reservas que adoptó el banco central, mientras que otros han advertido sobre los costos de esa iniciativa.