Washington. El Fondo Monetario Internacional (FMI) está dispuesto a compartir su experiencia técnica con Grecia, en momentos en que ese país trabaja con sus socios de la Unión Europea para resolver una crisis de deuda.

David Hawley, asesor del departamento de relaciones externas del fondo, indicó que la entidad envió en enero un equipo a Atenas para analizar la posibilidad de brindar asistencia técnica en las áreas de administración de impuestos, política tributaria y gestión de presupuestos además de reforma al sistema de pensiones.

"Estamos preparados para responder de manera positiva a solicitudes de asistencia técnica futura", dijo Hawley

Olli Rehn, comisario responsable de la ampliación de la UE, señaló esta semana que funcionarios de la UE y del FMI visitarían Atenas en los próximos días para examinar las medidas presupuestarias de Grecia.

La UE, que ha desestimado la posibilidad de conseguir financiamiento del FMI, está exigiendo que Grecia reduzca su déficit fiscal antes de considerar otorgarle ayuda.

Al ser consultado sobre la posibilidad de contagio a otras áreas de la zona del euro, como España y Portugal, Hawley indicó que dichos países se encuentran en una posición distinta.

"Vemos diferencias entre sus circunstancias y las de otras partes de la zona del euro", indicó Hawley, quien mencionó sus sólidas posiciones fiscales iniciales y el robusto historial y credibilidad de sus instituciones y estadísticas.