Seúl. Las autoridades financieras de las economías avanzadas deberían comenzar a aclarar sus estrategias para retirar las medidas adoptadas durante la crisis global, dijeron este jueves dos importantes funcionarios del Fondo Monetario Internacional.

En la mayoría de los países, aún tendrían que mantenerse las políticas fiscales y monetarias expansivas hasta bien entrado 2010, dijeron José Viñals, director del departamento de mercados de capital y monetarios del FMI; y Paolo Mauro, un jefe de división del departamento de asuntos fiscales, en una conferencia en Seúl.

Sin embargo, agregaron que el retiro de los estímulos podría comenzar en 2011 si las cosas transcurren en línea con lo esperado.

"Ahora es el momento de aclarar la estrategia que los gobiernos y los bancos centrales aspiran a adoptar para llevar de nuevo a la normalidad sus posiciones presupuestarias y monetarias", dijeron Viñals y Mauro en un documento publicado por el Korea Development Institute (KDI), un instituto estatal que organizó la conferencia.

"El fracaso en hacerlo desestabilizaría las expectativas y debilitaría el efecto del apoyo fiscal y monetario actual", agregaron.

Dada la fuerte alza en la deuda pública en muchos países, asegurar la estabilidad fiscal también es una prioridad clave y un desafío, sostuvieron.