Washington.- El consumo personal en Estados Unidos subió en forma sostenida en agosto, mientras que una medición de inflación subyacente permaneció en la meta de la Reserva Federal del 2% por cuatro mes consecutivo.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, subió un 0,3% el mes pasado tras un avance no revisado de 0,4% en julio.

El gasto el mes pasado fue impulsado por desembolsos en salud, que contrarrestaron una caída en las compras de vehículos motorizados. El incremento del gasto del consumidor de agosto estuvo en línea con las expectativas de los analistas.

En tanto, los ingresos personales en agosto subieron un 0,3%, el mismo margen que en julio, mientras que los salarios se elevaron un 0,5% y la tasa de ahorro permaneció sin cambios, en un 6,6%.