BlackRock, el gestor de activos más grande del mundo, anunció que la sustentabilidad será su nuevo estándar para invertir, ante la creciente tendencia mundial en la que los inversionistas no sólo valoran criterios financieros, sino también ambientales y sociales.

El cambio climático se está convirtiendo en un tema cada vez más importante en la industria de la gestión de activos. El dinero de los inversionistas está comenzando a seguir, con estrategias de inversión ambiental, social y de gobierno (ESG), para fondos cotizados en bolsa.

“Los riesgos de inversión generados por el cambio climático dan lugar a que se acelere de manera significativa la reasignación de capital, lo cual a su vez tendrá un impacto profundo en la valuación de riesgos y activos alrededor del mundo”, advirtió el CEO de BlackRock, Larry Fink en una carta enviada a directores generales de diversas empresas, en la cual dio a conocer las nuevas directrices de la estrategia de esta administradora de activos.

Las compañías, inversionistas y gobiernos deben prepararse para una importante reasignación de capital", escribió Fink.

“Estaremos expandiendo estrategias dedicadas a la preparación para la transición a bajas emisiones de carbono, ofreciendo a los inversionistas exposición a las empresas que están manejando el riesgo de transición de forma más efectiva”, detalló la compañía.

El presidente y director general de BlackRock destacó que los inversionistas están buscando entender tanto los riesgos físicos asociados al cambio climático, como también las maneras en que las regulaciones climáticas impactarán precios, costos y demanda de manera transversal en la economía.

Los inversionistas institucionales, como las afores, están adoptando mejores prácticas en temas de inversión sostenible en portafolios.

“En los últimos años, un número cada vez mayor de nuestros clientes se ha enfocado en el impacto de la sustentabilidad en sus portafolios de inversión. Este cambio ha sido impulsado por un mayor conocimiento sobre cómo los factores relacionados a la sustentabilidad pueden afectar el crecimiento económico, los valores de los activos y los mercados financieros en general”, detalló la compañía en otra carta enviada a sus clientes.

Ante ello, el gestor de fondos de inversión dio a conocer diversas medidas que implementará a partir de 2020, entre las que destaca ofrecer inversiones sustentables de sus principales portafolios modelo.

Como parte de sus principales iniciativas en esta nueva estrategia, Fink detalló que BlackRock también planea la desinversión de productores de carbón térmico.

“Con la aceleración de la transición energética global, no creemos que la perspectiva económica o de inversión a largo plazo justifique el continuar invirtiendo en este sector”, detalló la empresa y explicó que se está en proceso de eliminar de sus portafolios activos discrecionales los valores de mercados públicos de empresas que generen más del 25 % de sus ingresos de la producción de carbón térmico.

“Estaremos expandiendo estrategias dedicadas a la preparación para la transición a bajas emisiones de carbono, ofreciendo a los inversionistas exposición a las empresas que están manejando el riesgo de transición de forma más efectiva”, detalló la compañía.

Aumentar la transparencia de las características sustentables de sus productos de inversión forma parte de sus nuevas estrategias de BlackRock. “Queremos que los inversionistas puedan ver claramente los riesgos sustentables de sus inversiones”, explicó la compañía a sus clientes.

”Nuestra convicción respecto a la inversión es que los portafolios que integran sustentabilidad -y el cambio climático- pueden brindar a los inversionistas mejores rendimientos ajustados por riesgo”, dijo Fink.

Reducir las emisiones de efecto invernadero. Las cartas dirigidas a directivos y clientes fueron enviadas luego de que el 9 de enero BlackRock dio a conocer que se unió a Climate Action 100+, una iniciativa para limitar las emisiones de efecto invernadero por parte de las empresas.

La iniciativa está suscrita por más de 370 inversionistas. La suma de BlackRock eleva los activos gestionados por los inversores participantes hasta los 41 billones de dólares, según aseguró Climate Action 100+ en un comunicado.

"Esperamos trabajar con BlackRock para avanzar en el trabajo de asegurar que las compañías realizan las acciones urgentes y necesarias en respuesta a la crisis climática", dijo la presidenta de la iniciativa, Emily Chew.

Como firmante del pacto de Climate Action 100+, Blackrock se comprometió a reducir las emisiones de efecto invernadero a lo largo de toda su cadena de valor, así como a implementar un marco de gobernanza para supervisar los riesgos climáticos y a informar mejor sobre dichos retos.

Entre las compañías participantes en esta iniciativa se encuentran 100 empresas que emiten el 66% del total de emisiones industriales de gases de efecto invernadero en todo el mundo.

Índice sostenible en México. En agosto de 2019, BlackRock reveló que trabajaba en la creación de un índice mexicano enfocado en criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG), como parte de sus iniciativas por actualizar sus servicios conforme a las tendencias que han detectado en los últimos años en beneficio de sus clientes.

El director del Negocio Institucional en BlackRock México, Giovanni Onate, aclaró een aquel entonces que la construcción del índice se encuentra en etapas tempranas, aunque ya han tenido acercamiento con inversionistas, como afores y autoridades del país.