El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Juan Jiménez, declaró que la economía peruana está entre las que crecerán por encima de un 5,5% este año, a pesar de la crisis financiera mundial.

Durante la presentación del presupuesto de la República de 2014 ante el Congreso, Jiménez aseguró que Perú se mantiene "firme en la senda del progreso", a pesar de los factores externos que afectan a diversos países.

El jefe del gabinete afirmó que este año "sólo seis de las 21 economías emergentes más importantes del mundo crecerán por encima de 5,5%" y la peruana será una de ellas.

De acuerdo a las proyecciones oficiales, el producto interno bruto (PIB) crecerá un 5,7% en 2013 y subirá a 6% el próximo año.

El presupuesto general de la República para el 2014 asciende a 118.934.253.913 (más de US$42.476 millones), en el cual hay un incremento de un 29 % en las partidas dedicadas a los programas sociales de combate a la pobreza.

"El presupuesto de 2014 está orientado en este esfuerzo de crecer para incluir, bajo el firme compromiso de atender las necesidades de los peruanos y peruanas que más nos necesitan, y de generar así las condiciones necesarias para continuar la senda del crecimiento económico del país", manifestó Jiménez.

El jefe del gabinete atribuyó el crecimiento económico de Perú al esfuerzo conjunto de los ciudadanos y a "una cada vez más creciente y pujante clase media, que genera mayores ingresos al fisco reduciendo nuestra dependencia en las exportaciones tradicionales como la minería".

Tanto en los sectores de educación, salud, y seguridad ciudadana, el gobierno ha destinado 761 millones de soles (US$271 millones), 776 millones de soles (US$277 millones) y 420 millones de soles (US$150 millones), respectivamente, para el incremento de salarios de maestros, médicos y policías, entre otros trabajadores estatales que reclamaban mejoras en sus ingresos.

En el sector de justicia, se ha destinado 250 millones de soles (US$89 millones) para la construcción de cinco cárceles a nivel nacional y la contratación de 1.000 agentes penitenciarios.