Argentina registró una inflación de 0,8% en agosto, impulsada por la suba en alimentos y equipamiento del hogar, según un reporte difundido este viernes por el estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Con este resultado, en los primeros ocho meses del año el índice de precios al consumidor acumuló una suba de 6,6%, mientras que en los últimos doce meses el incremento fue de 10,5%.

La cifra oficial de 0,8% de inflación es casi un tercio de la estimada por consultoras privadas, que este jueves, en el Congreso Nacional, reportaron un incremento de 2,11%.

El dato provisto por el sector privado fue dado a conocer por diputados opositores en el Congreso, ya que la Secretaría de Comercio Interior aplicó multas a las consultoras privadas por difundir mediciones sin aclarar la metodología que emplean.

Esas multas, sin embargo, fueron declaradas ilegales por la Justicia.

Según el INDEC, en agosto los precios del rubro equipamiento para el hogar crecieron 1,5%; los alimentos 1,3% y educación 0,6%.

Para el año en curso, el gobierno argentino prevé una inflación de 10,8%, según la pauta consignada en el Presupuesto.