El gobierno de Brasil estimó en 4% su previsión de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para 2014, así como la meta de superávit primario del sector público en 2,1%, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto Nacional 2014, enviado este jueves al Congreso.

En conferencia de prensa, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, señaló que el crecimiento previsto es posible, en función de la perspectiva retomada por la actividad económica en Europa y Estados Unidos.

Mantega aclaró que la previsión de 4% es un parámetro prematuro, porque aún está muy distante 2014 y es una meta ambiciosa frente al problemático escenario internacional. Sin embargo, subrayó que se revisarán esos números a inicio del próximo año ya que se cuente con más elementos.

Este año, el gobierno redujo su estimado de crecimiento del PIB, inicialmente calculado en 4% anual, para ubicarlo hace diez días en 2,5%.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto 2014, la meta para el superávit fiscal, que este año es de 2,3% del PIB, caerá el año próximo para 2,1%, el nivel más bajo desde 2009.

El ministro de Haciendo puntualizó que este es un primario indicativo, sin embargo, "puede haber ajustes en estos parámetros para mejor o para peor".

El superávit primario del sector público es la economía de recursos que realiza el gobierno para pagar los intereses de la deuda pública, cuyo valor total debe llegar a fin de este año a 34% del PIB.