SANTIAGO.- El impuesto a la economía digital planteado por el gobierno chileno en el proyecto de ley de modernización tributaria ayudará a que este tipo de intercambio funcione en condiciones parejas al resto de la economía, afirmó este miércoles el ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente.

"Queremos potenciar la economía digital en Chile", enfatizó el ministro a la prensa, quien este miércoles presentó ante la Comisión de Economía del Senado la agenda legislativa del gobierno.

"Claramente queremos que haga su aporte y en ese sentido creemos que legislar sobre este tema es mucho mejor que prohibir", expresó.

El ministro chileno dijo que la modernización tributaria plantea "poner a tono a la economía digital con el resto de la economía: en ningún caso queremos inhibirla". "Nosotros queremos incentivarla, pero queremos que funcione en condiciones parejas al resto de la economía, para que no haya un beneficio o un privilegio de estas plataformas (digitales) respecto del resto de la economía", abundó.

"Aquí todas las empresas tienen que sujetarse al régimen general. Bienvenido el cambio tecnológico, pero no significa que las empresas digitales tienen que andar libres sin pagar impuesto alguno". Felipe Larraín, ministro de Hacienda.

Valente explicó a manera de metáfora: "Los ponemos a todos en una cancha pareja y vemos en esa cancha pareja quién ofrece el mejor servicio a los consumidores".

A fines de agosto pasado, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció un proyecto de ley para modernizar el sistema tributario, iniciativa que incluye régimen integrado y gravámenes a la economía digital.

Piñera instó a principios de este mes al Congreso a aprobar el proyecto de ley, con el argumento de que el país lo requiere "con mucha urgencia para poder dar ese gran salto hacia el desarrollo y hacia la derrota de la pobreza".

De acuerdo con el gobierno, la iniciativa permitirá reducir del 27 al 25% la tasa de impuesto a más de 150.000 pequeñas y medianas empresas (pymes), gracias a una nueva cláusula.

Podrán además acogerse al esquema otras 700.000 empresas que en la actualidad no acceden al sistema para pymes.

El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín, expresó a la prensa este martes que una vez que la reforma tributaria entre en vigor, un impuesto digital del 19% permitiría recaudar en torno a US$40 millones, según cálculos del gobierno.

"Aquí todas las empresas tienen que sujetarse al régimen general. Bienvenido el cambio tecnológico, pero no significa que las empresas digitales tienen que andar libres sin pagar impuesto alguno", aseveró Larraín.