El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo que las actuales condiciones macroeconómicas generarán un marco presupuestario de mayor austeridad para Chile en 2014.

Explicó que la estimación del producto interno bruto (PIB) "tendencial", el cual mide la capacidad de crecimiento de mediano plazo de la economía ajustada por factores cíclicos, es 0,1 puntos menor a la proyección del presupuesto 2013 y 0,2 puntos inferior al pronóstico inicial que la autoridad entregó para el actual erario.

Los expertos prevén este año un crecimiento económico de 4,8%, dos décimas por debajo de lo proyectado para el presupuesto nacional.

Además, destacó que la proyección para el precio del cobre de largo plazo que se usará en el presupuesto 2014 es de 3,04 dólares, menor a la proyección de 3,06 que se utilizó este año.

"Nosotros utilizamos las estimaciones de PIB tendencial y el precio del cobre de largo plazo para determinar los ingresos estructurales. Y en base a esos ingresos estructurales sedetermina la capacidad de gasto", explicó el funcionario.

Según los expertos, el gasto fiscal puede ser más austero debido a la desaceleración de la economía mundial y de Chile.

El proyecto de ley de Presupuesto 2014 debe ser enviado al parlamento para su aprobación antes del 30 de septiembre y su aprobación debe producirse antes del 15 de noviembre.

Larraín destacó el rol que por primera vez tiene en el proceso presupuestario el Consejo Asesor Fiscal, que el pasado viernes logró consensuar estas estimaciones en conjunto con los expertos de los comités de PIB tendencial y de cobre de largo plazo.

"Vamos a tener un crecimiento del gasto público en 2014, pero probablemente va a ser menor a lo que hemos tenido en años previos", afirmó.

El Presupuesto 2014 tendrá un crecimiento moderado del gasto público, con énfasis en áreas relevantes determinadas por el gobierno del presidente Sebastián Piñera, cuyo mandato terminará el 11 de marzo de 2014.