El Gobierno chileno rechazó este lunes una propuesta de la ex mandataria y aspirante a la candidatura presidencial opositora, Michelle Bachelet, de aumentar del 20% al 25% los impuestos a las empresas, si gana las elecciones del próximo noviembre.

La propuesta de Bachelet de aprobar una reforma tributaria y elevar los impuestos "se aleja de lo razonable", dijo el ministro de Agricultura, Luis Mayol, el primer funcionario del Gobierno conservador de Sebastián Piñera en reaccionar al planteamiento que la exmandataria hizo en una entrevista televisiva.

El alza se realizaría de forma gradual, en un período de cuatro años y serviría para financiar los cambios en educación y otros compromisos de su programa de Gobierno, precisó la ex presidenta (2006-2010) en la entrevista, de la que se hacen eco hoy los medios locales.

La reforma tributaria, señaló Bachelet, equivaldría a tres puntos del Producto Interno Bruto (PIB), lo que según sus cálculos suma cerca de US$8.200 millones.

Entre 1,5 y 2 puntos del aumento del PIB se destinarán a la reforma de la educación, que contempla la gratuidad de la enseñanza universitaria y terminar con el copago en los colegios que reciben subvenciones estatales, dijo la exmandataria.

"Hacer una reforma tributaria para asegurar la calidad de la educación para todos no sólo es justo, además es la mejor inversión que el país puede hacer", apuntó Bachelet.

También anunció que si regresa a La Moneda rebajará el impuesto a las personas, cuyo techo descenderá del 40 % al 35% para las rentas más altas.

El resto de ingresos obtenidos de la reforma tributaria, explicó Bachelet, servirá para cubrir déficit estructural de un punto porcentual que, a su juicio, heredará del Gobierno del presidente Sebastián Piñera.

El ministro Mayol insistió en que el alza de impuestos a las empresas planteada por la expresidenta "se aleja de lo razonable".

"Estamos con márgenes hoy que muchas veces son reducidos por el tipo de cambio, mano de obra, energía eléctrica y si agregamos otra valla obviamente que genera problemas", dijo el ministro a los periodistas tras participar este lunes en un seminario organizado por el Comité de Inversiones Extranjeras.

Mayol agregó que la propuesta de Bachelet "trata de quitarle unos 8.000 millones de dólares al sector privado para dárselos al sector público".

"Yo no sé cuál de los dos sectores es más eficiente para administrar 8.000 millones, pero me parece que es el sector privado, que los vuelve a invertir", enfatizó el funcionario.

Por otra parte, el presidente del Senado, el democristiano Jorge Pizarro, consideró que la propuesta de Bachelet va "en la línea correcta" y busca el "equilibrio" al plantear el descenso del impuesto a la renta.

"Una rebaja importante de cinco puntos a las personas me parece que es una idea atractiva y que va a equilibrar el aumento que se hace a las empresas que tienen mayores utilidades", dijo Pizarro a los periodistas.

Bachelet participará el 30 de junio en las elecciones primarias del pacto opositor Nueva Mayoría, que agrupa a los partidos de la Concertación, la coalición de centroizquierda que gobernó el país entre 1990 y 2010.

La expresidenta es la gran favorita para imponerse en las primarias y en las elecciones presidenciales del próximo 17 de noviembre.