Buenos Aires.- El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Luis Basterra, confirmó hoy un aumento a los derechos de exportación de la soya, que pasará a ser de 33% desde el 30% actual.

El funcionario de Gobierno sostuvo una reunión hoy con integrantes de las principales asociaciones rurales del país, con el fin de discutir los aumentos de las retenciones dentro del sector agrícola.

En conversación con la prensa local, Basterra indicó que "tenemos una situación crítica en términos fiscales" y se refirió a la medida que permitirá recaudar cerca de US$500 millones y que abarca a la soya en grano así como a sus distintos derivados (harinas y aceites).

El sector soyero será el único dentro de la actividad agropecuaria que enfrentará el aumento de impuestos, ya que en el caso el maíz, el trigo y el sorgo en granos así como los lácteos y la carne mantendrán su actual alícuota.

En tanto, los derechos de exportación del girasol, incluyendo el aceite, bajarán del 12% al 7%, mientras que los de la harina de maíz lo harán del 9% al 5%, y los de las harinas de trigo se reducirán del 9% al 7%. Otros rubros con baja en los impuestos corresponden al arroz pulido, maní y pescado, según datos del ministerio de Economía.