La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció este miércoles una partida de 8.000 millones de reales (US$3.500 millones) para obras de movilidad urbana en la ciudad de Sao Paulo, la mayor metrópoli del país sudamericano.

En discurso en la prefectura de Sao Paulo, al anunciar el plan, Rousseff afirmó que se trata de una megaciudad que plantea gigantescos desafíos, lo que justifica dar prioridad a la búsqueda de soluciones.

"Es la primera vez que anunciamos de forma concentrada ese volumen de recursos. Y anunciamos la posibilidad de que esas obras ocurran en el corto plazo", señaló la mandataria.

El anuncio ocurre un mes después de las masivas manifestaciones iniciadas en la capital paulista por el Movimiento Pasaje Libre,pidiendo reducción en las tarifas del transporte público, y que se extendieron luego a todo el país.

De los 8.000 millones de reales disponibles, 3.000 millones serán destinados a corredores de ómnibus y terminales integración, 2.200 millones para recuperación de manantiales, 1.500 millones para construcción de viviendas populares y 1.400 millones para drenaje,

Rousseff recordó que el gobierno eliminó impuestos que incidían en la hoja de pagos de las empresas de transporte, lo que permitió una reducción de 7,2% en el costo de las tarifas.

"Estamos proponiendo una reunión con todos los sectores de movilidad urbana para discutir la planilla de costos, que precisa ser revista, pues es antigua", afirmó.

Por su parte, el prefecto Fernando Haddad -exministro de Educación del gobierno Rousseff- resaltó la importancia de la cooperación con el gobierno federal.

"Testimonié el esfuerzo hecho por la federación en provecho de las inversiones necesarias para la mejora de las condiciones de vida de la población y de las ciudades, contemplando estados y municipios con muchas inversiones", afirmó.

Haddad afirmó que es un error creer que por el hecho de que Sao Paulo es una ciudad de grandes dimensiones no precisa de apoyo externo.

"El mayor equívoco del pasado fue creer que nuestra grandeza nos daba la posibilidad de aislamiento. Tenemos que alinearnos, buscar cooperación para crecer más, porque el éxito de Sao Paulo es parte deléxito de Brasil y viceversa", enfatizó.