Santiago, EFE. El ministro chileno de Hacienda, Felipe Larraín, celebró el alza de 4,1% que experimentó el producto interior bruto (PIB) en el segundo trimestre, en comparación con el mismo período de 2012.

"Esto configura un escenario de un país con un economía que se desacelera moderadamente, esta no es brusca, estamos con una economía sana y me alegro que el sector externo haya recuperado el dinamismo en el segundo trimestre", comentó Larraín a los periodistas en el Palacio de la Moneda.

Según las cifras divulgadas por el Banco Central de Chile, el PIB creció un 4,1% en el segundo trimestre y acumuló así un alza del 4,3% en el primer semestre, aunque esta última cifra está por debajo de las expectativas del mercado.

Los expertos en materia económica esperaban una expansión en torno a un 4,5%, pero la cifra está dentro de las previsiones del banco emisor, que en su último Informe de Política Monetaria (Ipom) recortó en medio punto, hasta un rango de 4% a 5%, su estimación de crecimiento del PIB para 2013.

"El Banco Central proyecta un crecimiento en torno a 4,5%, nosotros hablamos en torno a 4,6% y el mercado está un poco más bajo, probablemente hoy los analistas corrijan hoy las cifras crecimiento de este año en base a los datos de cuentas nacionales" agregó el ministro chileno.

Además apuntó a la probabilidad de que el mercado eleve sus proyecciones de crecimiento para el 2013 y destacó que las exportaciones chilenas hayan crecido en el segundo trimestre un 7% (interanual), después de haber caído en el primero.