El Gobierno del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva retomará la política de valorización del salario mínimo por encima de la inflación, dijo hoy miércoles el ministro de Trabajo, Luiz Marinho.

"Cuando se ejecuta una política de valorización del salario mínimo, está siendo distribuida la renta", explicó Marinho a la prensa local.

El jefe de la cartera laboral recordó que la política de valorización del salario mínimo por encima de la inflación logró crear unos 20 millones de empleos durante los gobiernos de Lula entre 2003 y 2010 y de Dilma Rousseff (2011-2016).

"El hambre terminó en nuestros gobiernos (del Partido de los Trabajadores) pero no fue sólo por el plan social Bolsa Familia sino por el mercado de trabajo, con 20 millones de puestos de empleo que se crearon", aseguró.

El ministro de Trabajo también anunció que el Gobierno de Lula estudia ajustar las fórmulas de cálculo para aumentar el salario mínimo teniendo en cuenta también el índice de crecimiento del año anterior del Producto Interno Bruto (PIB).

"Esa fórmula va a volver", aseguró el ministro.

La incorporación del crecimiento del PIB dentro del cálculo del salario mínino fue una de las innovaciones del primer Gobierno de Lula, un exsindicalista metalúrgico.

Marinho descartó que el Ejecutivo anule la reforma laboral realizada en 2017, pero aseguró que buscará introducir en la legislación "asuntos puntuales" como otorgar protección social y derechos a los cuentapropistas y trabajadores de aplicaciones digitales.

"Vamos a proponer una alternativa a las plataformas para que los trabajadores puedan ser atendidos", agregó.