Lima, EFE. El gobierno de Perú convocará a todas las fuerzas políticas para establecer una agenda de consenso que permita asegurar la continuidad del crecimiento económico y las inversiones, parte de las cuales proviene de la minería, informó el presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez.

El jefe del gabinete ministerial declaró a los periodistas que el objetivo es conseguir que el país mantenga el gran crecimiento experimentado en los últimos años, en medio de un contexto adverso de crisis global, que ya comienza a afectar al país, según reconoció este miércoles el presidente de Perú, Ollanta Humala.

"Vamos a plantear una agenda de puntos mínimos vinculados a la inversión y la sostenibilidad del crecimiento del país, para lo cual vamos a convocar a todas las fuerzas políticas a efectos de establecer esos puntos", ratificó este jueves Jiménez.

El primer ministro adelantó que el Acuerdo Nacional, un foro de concertación entre las autoridades y las fuerzas políticas y sociales del país, puede servir de base para establecer esa agenda.

"Estamos diseñando los mecanismos de diálogo para relanzar este acuerdo con las fuerzas políticas que permitan una mejor gobernabilidad en el país", dijo.

Jiménez también envío un mensaje de tranquilidad a los peruanos y enfatizó que el Gobierno trabaja para que las obras no se detengan, ante la disminución de los recursos del canon minero que se entrega a las regiones.

Adelantó, además, que si se avizora un posible "enfriamiento de la economía", el Poder Ejecutivo acelerará las inversiones e inyectará recursos públicos para alentar la inversión.

"Como ha dicho el presidente de la República las obras van a continuar. No se va a detener ninguna obra iniciada y que esté vinculada al canon minero", concluyó.

El presidente Humala afirmó el miércoles que la crisis económica internacional ya llegó a su país, motivo por el cual ha caído la recaudación por el canon minero, un beneficio para las regiones donde se extrae mineral y que equivale al 50 % del Impuesto a la Renta cobrado a las empresas mineras por sus utilidades.

El jefe de Estado agregó que el Ejecutivo no tiene "arte ni parte" en esta situación, pero que "el Gobierno ha dejado de recaudar más de 3.000 millones de soles (cerca de 1.000 millones de dólares), producto de la baja recaudación del sector minero".

Según cifras de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, el canon minero recaudado en 2012 ascendió a 5.000 millones de soles (US$1.785 millones) y, de acuerdo con el mandatario peruano, sólo 12 de las 25 regiones del país no perciben ese canon.