El gobierno propone crear dos organismos: la Dirección Nacional de Contralor de Apuestas de Juegos de Azar; y la Administración Nacional de Casinos y Juegos de Apuestas del Estado como servicio descentralizado comercial, idea que ya genera resistencia en los gremios de funcionarios de Quinielas y de Casinos, y dudas a nivel de empresarios del sector.

De acuerdo al proyecto de ley, que ya tiene la firma del ministro Fernando Lorenzo y que fue remitido a Presidencia de la República, la intención es la “reorganización institucional de los juegos”.

De acuerdo al texto–al que accedió El Observador- se busca separar claramente las funciones de regulación y control del mercado de lo que es la actividad directa de explotación de los juegos de apuestas. Sin embargo, desde el gremio de funcionarios de Loterías y Quinielas, su presidente, Leonel Revelese, señaló que la propuesta del gobierno pretende “desregular” lo que hoy está regulado por ley y va hacia una “liberalización” al dar facilidades para otorgar más patentes de juego.

“Este es el proyecto que quería Juan Carlos Bengoa”, dijo Revelese a El Observador al recordar que el ex jerarca de la Intendencia de Montevideo fue procesado por decisiones que tomó estando al frente de la división Casinos de la comuna cuando contrató a empresas vinculadas a allegados suyos. Los funcionarios de Casinos y de Quinielas proyectan realizar más paros para “sensibilizar” a los legisladores y a la opinión pública. De todos modos, el gobierno ya presentó el proyecto a la bancada de legisladores del Frente Amplio y se aseguró su respaldo.

Javier Chá, director Nacional de Casinos del Estado, dijo a El Observador que el proyecto propuesto “refuerza el monopolio del Estado sobre los juegos de azar” regido hoy por una normativa que con los años fue “perforada”. Explicó que por esa condición de monopolio, cualquier excepción, como ser habilitar un casino o las tragamonedas en los barrios, requerirá de una ley específica. De hecho, el Poder Ejecutivo ya tiene pronta la iniciativa que propone regular el mercado de los slots autorizando hasta un máximo de tres en bares y cantinas.

Fuentes empresariales del sector de las apuestas, señalaron su temor acerca de que, si es rechazado el proyecto sobre las tragamonedas, las pueda autorizar el nuevo organismo.
Esa posibilidad fue rechazada por Chá quien aseguró que el primer proyecto en enviarse al parlamento será el que propone la regulación y luego el de las tragamonedas ilegales.

El proyecto. En el primer artículo del proyecto, se ratifica que el Estado mantendrá el monopolio de todo tipo de juegos dirigidos al público apostador , y en el segundo artículo se prevé como facultad de órganos estatales, sancionar a infractores, autorizar licencias o concesiones para que exploten juegos y, por otro lado establecer una política de prevención de la ludopatía.

El artículo siete refiere al otorgamiento de autorizaciones o permisos se hará mediante la realización previa de procedimientos competitivos “siempre que ello sea posible”.

En el sector privado advierten que esa exigencia no se planteará en todos los casos, aunque el director Chá afirmó que “el criterio general” es que haya procedimientos competitivos.

Las autorizaciones que se otorguen tendrán “siempre un carácter precario y revocable y su cese no dará lugar a indemnización de clase alguna”, aclara el texto.

El artículo 13 prevé la aplicación de sanciones a los infractores. Las sanciones irán desde una observación, apercibimientos, multas, la suspensión de la actividad, la revocación de las concesiones o permisos, y el decomiso de los elementos utilizados para cometer la infracción.

El monto de las multas será proporcional al perjuicio económico que se pudo ocasionar a los apostadores o al beneficio indebido que obtuvo el explotador, y no podrá superar cinco veces esos montos. También se proponen penas de tres meses de prisión a tres años de penitenciaría.

Entre las funciones que tendrá el Director General de la Administración Nacional de Casinos y Juegos de Apuestas del Estado, está el fijar los premios de las apuestas mínimas y máximas, establecer contribuciones especiales vinculadas a la actividad hípica y su desarrollo, concertar préstamos para adquirir bienes o prestar servicios, sancionar y destituir a los funcionarios de su dependencia, y celebrar contratos para la explotación de casinos y salas en régimen mixto. 

Apuestas on line. El gobierno creará una unidad especializada que atenderá las nuevas modalidades de apuestas y establecerá marcos normativos. Economía trabajará en la supervisión de los juegos on line o por internet. La idea es adelantarse a una modalidad en pleno crecimiento que los uruguayos también adoptaron. Ese tipo de juegos desafía los marcos legales, las fronteras, a las administraciones tributarias y a los monopolios.