Con el nombramiento de Eudomar Tovar, como presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) y la designación de José "Chino" Khan al frente de la Comisión de Administración de Divisas ( Cadivi ), se consolida la estrategia del instituto emisor que junto a su aliado natural, el ministerio de Finanzas, podrá ejecutar un plan que apunte a un equilibrio de los indicadores macroeconómicos.

A través de una carta enviada al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, el presidente de la República, Nicolás Maduro, solicitó autorización para designar a Tovar en la presidencia del BCV. El Poder Legislativo, de mayoría oficialista, aprobó la moción, sin discusión alguna. La sesión continuó, dejando la estela de un sinfín de preguntas.

La decisión del Ejecutivo de destituir a Edmée Betancourt (ingeniera industrial) de la Presidencia del Banco Central de Venezuela se debe fundamentalmente a los hechos relacionados con el Banco Nacional de Desarrollo (Bandes), los cuales ocurrieron durante su gestión, revelaron fuentes del alto gobierno.

El primero de ellos estuvo relacionado con operaciones en las que se usaron bonos venezolanos; y el segundo, con funcionarios que emplearon indebidamente recursos del Fondo Chino . Pero, otra fuente del gobierno señaló que Betancourt había manifestado su interés de salir por razones de salud.

Otros voceros del gobierno explicaron que Betancourt es una pieza clave del ministro de Planificación, Jorge Giordani, de quien también se señala que saldría pronto del gabinete alegando razones de salud. Otras fuentes señalan que al ministro "fuerte" del expresidente Hugo Chávez le preparan una salida más airosa, por tratarse de un hombre allegado al llamado proceso revolucionario.

El ministro Giordani habría puesto muchas trabas a los planes para dar fluidez a la entrega de divisas, dijeron las fuentes.