El gobierno asegura que disminuirá los niveles de inflación, mejorará el abastecimiento y equilibrará las presiones cambiarias, pero las medidas económicas que podría tomar para atender esta situación todavía no llegan.

Según indicó el presidente Nicolás Maduro, en una alocución desde una ensambladora de vehículos Chery, en Aragua, el Ejecutivo analiza el panorama actual para decidir cuándo aplicar las disposiciones necesarias que mejoren la escasez, los altos precios de los bienes y la acelerada alza del dólar no oficial.

"Nosotros pusimos un plazo a las manifestaciones de esta guerra económica, a partir de ese día, de ese plazo, que pronto anunciaré, vendrán medidas extraordinarias definidas para estabilizar la economía del país, con un rumbo socialista definido. Ojalá me entiendan lo que estoy diciendo", señaló el primer mandatario.

Hasta ahora, las medidas tomadas por el gobierno han estado orientadas a la fiscalización interna en cuanto a la comercialización, y las recientes disposiciones anunciadas para agilizar las importaciones, específicamente eximir las solvencias respectivas para los certificados de no producción o producción insuficiente, y extender las vigencias de este requisito hasta el 31 de diciembre.

En efecto, el gobierno creó un nuevo ente para elevar la supervisión y evitar acaparamientos y especulación , dos elementos que figuran para el Ejecutivo como causas de la inflación y el desabastecimiento. Esta responsabilidad ahora recae en el nuevo Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía, encabezado por el ministro de Transporte Acuático y Aéreo, Hebert García Plaza.

Varias son las figuras que anteriormente creó el Ejecutivo para aumentar eficiencia, agilizar importaciones, y batallar con la inflación y la escasez. En febrero de este año, cuando se eliminó el Sitme (anterior mercado alternativo), el ministro de Planificación Jorge Giordani anunció el Órgano Superior del Sistema Cambiario, para garantizar una mejor administración de los dólares. Pero el ente no arrancó, o su gestión no ha sido conocida o pública.

Este nuevo instituto tenía antecesores, una vicepresidencia para el área productiva, que manejó en primera instancia el ministro actual de Industria, Ricardo Menéndez, y luego pasó a ser la Vicepresidencia de Economía, actualmente dirigida por el ministro de Finanzas, Nelson Merentes.

Aparte de estas figuras, el presidente Hugo Chávez, en su gestión más reciente, creó otro organismo llamado Seguimiento de la Gestión del Gobierno, y que encabezó la actual ministra de la Defensa, Carmen Meléndez.

Para el economista Richard Obuchi, profesor del Iesa, la creación de entes de este tipo no atacan los elementos de fondo que producen los problemas que atraviesa la economía venezolana actualmente.

"Tiene que establecerse un conjunto de políticas públicas, con capacidad de toma de decisiones, en un plan que sea conocido por el país, y acompañado de acciones reales, no sólo de medidas comunicacionales", dijo Obuchi.

El economista aseguró que un retraso en el anuncio de las medidas económicas que tomará el Gobierno podría generar más incertidumbre en el país.

Permuta abierto. Aunque el presidente Maduro señaló que las decisiones económicas aguardarán un tiempo más, el diputado Jesús Faría, economista, y vicepresidente de la Comisión de Finanzas, indicó a El Mundo Economía y Negocios que "había que salirle al paso", con medidas inmediatas, al acaparamiento , a la especulación , y al ataque que aseguró se le está haciendo a la moneda venezolana.

Afirmó que ya se estaban contempladas políticas para abastecer el mercado interno, elevar la productividad, y diversificar exportaciones. "Vamos a agilizar los procedimientos que nos permitan combatir estos procesos, sólo comparado con el golpe de estado que le dieron a Chávez en el 2002", dijo Faría. Y, según el parlamentario, el Gobierno mantiene su intención de abrir un mercado alternativo de divisas, con las directrices ya anunciadas por el ministro Nelson Merentes.

"Se busca un esquema paralelo, como es el Sicad en estos momentos, que de acuerdo a lo que dijo Merentes, sea un mercado de acceso libre, para oferentes y demandantes", agregó.

Pero insistió en que este nuevo esquema no significará que la liberación del dólar en la economía.

"Preservar el control de cambio es absolutamente necesario; hay que recordar que el mayor boom de crecimiento que se conoce en la historia republicana de Venezuela fue entre 2004 y 2008, cuando crecimos 10%, y teníamos control de cambio ", dijo.

Sin embargo, otras medidas inmediatas que pudieran ser más efectivas, como la subasta del Sistema Complementario de Divisas ( Sicad ), correspondiente a septiembre, todavía no se convoca, a apenas días de que culmine el mes.