Berlín. Grecia se alistaba este jueves a adoptar severas medidas adicionales de austeridad para asegurar una multimillonaria ayuda de la zona euro y el FMI, lo que aliviaba a los mercados financieros, pero despertaba amenazas de una batalla frontal de los sindicatos griegos.

Un dirigente sindical dijo que el Fondo Monetario Internacional había solicitado que Grecia eleve el Impuesto al Valor Agregado (IVA), termine con los bonos equivalentes a dos meses de sueldo en el sector público y acepte un congelamiento los salarios estatales de tres años.

"Es un acuerdo hecho", afirmó Ilias Iliopoulos, secretario general del sindicato del sector público ADEDY tras reunirse con el primer ministro, George Papandreou.

Fuentes cercanas a las negociaciones dijeron que se esperaba que las autoridades anuncien el lunes los detalles del acuerdo a tres años. Eso fue suficiente para generar una ola de alivio en los mercados, que temen a un contagio a lo largo de la zona euro.

"Las conversaciones son duras", dijo el portavoz del Gobierno griego George Petalotis respecto a las negociaciones de funcionarios del FMI, el Banco Central Europeo y la Unión Europea con el Gobierno de Atenas.

"Nadie puede garantizar nada. Sabemos cuán difícil es la situación del país", agregó.

Papel sindical. Los sindicatos han sido claros en que se opondrán a las medidas de austeridad y han llamado a una serie de huelgas que podrían complicar los esfuerzos del Gobierno para aplicar los nuevos recortes presupuestarios. El martes, una protesta reunió a unas 2.000 personas.

"¡Es un desastre! El Gobierno ha cruzado la línea. No podemos vivir así", comentó Despina Spanou, que integra la directiva del sindicato ADEDY. "Combatiremos estas medidas con todas nuestras fuerzas, porque esta es una batalla por la sobrevivencia", agregó.  

Según las encuestas, una mayoría de los griegos objetan la participación de la UE y el FMI, y dos tercios creen que habrá descontento social.

La canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país juega un rol central en cualquier programa de ayuda, dejó claro que Alemania demandará un estricto cumplimiento del acuerdo.

"Alemania colaborará tan pronto -y pongo énfasis en el 'tan pronto'- las condiciones se cumplan", agregó.

Grecia está en negociaciones para un paquete de ayuda de hasta 135.000 millones de euros (180.000 millones de dólares).