Atenas. El plan trienal de consolidación fiscal de Grecia tiene como objetivo un déficit presupuestario de 2,8% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012, dijo este jueves el ministro de Finanzas.

Grecia, cuyos problemas fiscales han generado rebajas en sus calificaciones crediticias y un alza en los costos para endeudarse, está bajo presión de los mercados y de sus pares en la Unión Europea (UE) para que adopte drásticas medidas para recuperar sus finanzas públicas.

"De acuerdo al plan, el déficit del 2010 será reducido en 4 puntos porcentuales, desde 12,7% a 8,7% del PIB", dijo George Papaconstantinou en una reunión de gabinete.

"En 2011, se rebajará en 3 puntos porcentuales adicionales a  5,6% del PIB. En el 2012, en 2,8 puntos porcentuales, para llevarlo a 2,8% del PIB", agregó.

El denominado plan de estabilidad es la hoja de ruta para recuperar la salud fiscal y es visto como clave para mejorar la credibilidad de Grecia, mientras los mercados están inciertos respecto a si el Gobierno socialista del país será capaz de realizar este ajuste del cinturón sin costo social.

Para los mercados financieros, la capacidad gubernamental de llevarlo a cabo será la clave.

El plan será enviado el viernes al órgano ejecutivo de la UE, anunció el primer ministro griego George Papandreou en un mensaje televisivo.

"Los esfuerzos en los próximos tres años serán decisivos para el rumbo del país. Los objetivos son alcanzables, podemos hacerlo", dijo Papaconstantinou.

El primer ministro sostuvo que la enorme deuda de Grecia comenzará a reducirse en 2012 y será equivalente a 113,4% del PIB en 2013.