Atenas. El primer ministro griego, George Papandreou, advirtió el viernes que Grecia está a un paso de no poder obtener financiamiento en los mercados internacionales y pidió apoyo a los principales sindicatos del país.

En una conferencia organizada por el sindicato del sector privado griego (GSEE) Papandreou defendió las medidas de austeridad implementadas recientemente por el gobierno, que han desatado fuertes protestas sindicales.

"Hemos tomado las decisiones más difíciles que cualquier gobierno ha tenido que tomar en este país", dijo Papandreou. "Hemos hablado con total sinceridad a todos los griegos sobre la etapa en la que nos encontramos: a un paso de no poder pedir crédito".

Además, añadió que el gobierno quiere evitar el pago de tipos de interés "usureros" en las décadas venideras, lo que condenaría a Grecia a una profunda y prolongada recesión.