Lima, Xinhua. El mayor gremio empresarial de Perú, la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), exhortó a los políticos opositores de este país dejar de lado las discusiones vanas y preocuparse por los problemas de trascendencia.

Según el presidente de esta institución, Alfonso García Miró, "la clase política debe actuar con mayor responsabilidad y tener en cuenta los intereses nacionales de este país".

La reacción del líder empresarial ocurre un día después que el presidente Ollanta Humala recibió duras críticas de parte de la ex candidata presidencial Keiko Fujimori y del ex presidente Alan García de "generar desconfianza" entre los inversionistas por reconocer que llegó la crisis a Perú.

"Estamos cansados de que al menor error, pestañeo o dificultad del gobierno se genera inmediatamente una discusión con un volumen elevado", precisó.

García Miró también sostuvo que en un país donde los empresarios y trabajadores se han modernizado, es necesario que la clase política se modernice y emule lo que pasa en otras naciones donde los políticos tienen grandeza".

"Guárdense las grandes batallas para los grandes problemas, para los pequeños problemas corresponde las discusiones directas, privadas, alturadas", subrayó.

De acuerdo con el representante del Confiep, el llamado que hizo el gobierno peruano para mantener la estabilidad económica frente a la crisis internacional es oportuno y debe ir acompañada de una mayor promoción de las inversiones.

García Miro puntualizó que frente a la baja de las exportaciones registrado en los últimos meses, se debe ampliar la base del mercado interno y las inversiones para garantizar la continuidad del crecimiento económico.

El último informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) indicó que en junio pasado Perú registró un crecimiento económico de 4,4 por ciento, por debajo de lo previsto.