Atenas. Una gran mayoría de griegos cree que los sindicatos no deberían convocar huelgas mientras el país siga siendo el centro de atención de la crisis, según una encuesta difundida días antes de que los dos mayores sindicatos del país vayan a llevar a cabo un paro.

Una encuesta del diario Ethnos mostró que 75,8% de los griegos cree que una acción de huelga debería ser suspendida por ahora, mientras que 57,6% cree que las medidas de austeridad propuestas por el gobierno van en la buena dirección.

Grecia está sometida a una intensa presión por parte de la Unión Europea y de los mercados financieros para que recorte su déficit por debajo de 12,7% del producto interior bruto estimado para 2009.

El gobierno socialista, elegido el pasado octubre, ha desarrollado un programa de austeridad a tres años para reducir el déficit a 8,7% del PIB este año, y por debajo de 3% que tiene como límite la UE para 2012.

No obstante, estas medidas han provocado resistencia por parte de los sindicatos griegos.

El miércoles los dos mayores sindicatos público y privado, Adedy y GSEE, respectivamente, han convocado una huelga de 24 horas.