Los guatemaltecos reajustan los pronósticos sobre crecimiento de la economía y el comportamiento de variables como importaciones antes de trabajar en el presupuesto 2014.

Pavel Centeno, ministro de Finanzas, dijo al matutino El Periódico que se tiene un techo cercano a los 69.900 millones de quetzales, es decir, cerca de US$8.960 millones.

Las proyecciones de crecimiento tenderán a atenuarse, además se evitará el incremento en el nivel de la deuda pública.

Según Centeno, el déficit fiscal se situará entre 1,9% y 2% del Producto Interno Bruto (PIB), que equivale a unos US$1,025.6 millones de financiamiento que se financiará con préstamos y colocación de Bonos del Tesoro.

Esta variable cerrará en 2013 entre 1,8% y 1,9%, lo que se consideraría un logro sobre todo después de que estuvo estimado en un 2,5%. Centeno adjudicó esa tendencia a la baja a la contención del gasto.

Por otra parte, la carga tributaria oscilará entre 11,6% y 11,8% del PIB.